CON MOTIVO DEL DÍA DEL PATRIMONIO, UN GRUPO DE VOLUNTARIOS RESTAURA AVIÓN DE PLUNA DE 1958

El grupo Memorias de Pluna está a cargo del reacondicionamiento y señalan que se imitará el avión tal como cuando estaba operativo.

Con motivo del Día del Patrimonio en Uruguay, que se celebrará el próximo 2 y 3 de octubre, el grupo “Memorias de Pluna” realiza una restauración del avión cuatrimotor británico Vickers Viscount (CX-BJA) para que pueda ser visitado por el público en las diversas actividades del Museo Aeronáutico “Coronel Jaime Meregalli”.

Los trabajos se realizan de la mando del fundador de Memorias de Pluna, Santiago Vicente, y un grupo de 12 trabajadores convocados por el grupo tras un pedido del propio Museo Aeronáutico. Según consigna la página oficial de la agrupación, estas personas trabajan de forma voluntaria, “unidos por el amor a la aviación y el rescate del patrimonio” de lo que fue la “principal aerolínea de bandera”.

“El proyecto tiene por finalidad exhibir el interior de la aeronave durante el Día del Patrimonio, el primer sector de la cabina de pasajeros se destinará a imitar el avión tal como cuando estaba operativo, el segundo sector se destinará a una exposición de objetos de PLUNA de todas las épocas”, señala la agrupación.

Los trabajos comenzaron en agosto con encuentros semanales para planificar y realizar tareas de reacondicionamiento del avión. El trabajo, según indicaron, es posible gracias a un trabajo voluntario y donaciones de dinero e insumos que permiten mejorar el interior de la aeronave.

Sobre el avión

El Vickers Viscount hizo su primer vuelo el pasado 6 de diciembre de 1958 en Bournemouth, Hampshire, Inglaterra. Posteriormente, desde 1969 a 1975 operó para la aerolínea VASP de Brasil. Luego, en el 75’ fue vendido a Pluna, según recoge Memorias de Pluna. En enero de 1976 ingresó a la flota de Pluna y se destinó únicamente como puente aéreo.

“Los funcionarios de PLUNA lo bautizaron como ‘La Bruja’ debido a su registro Bravo-Juliet-Alpha (BJA). En 1982, ante la llegada de los nuevos Boeing 737-200, se retira del servicio junto al CX-BIY y CX-BIZ. Posteriormente fue utilizado para entrenamiento de bomberos”, agregan.

Ocho años después es donado por parte de Pluna al Museo Aeronáutico donde se expuso desde 1990 en la antigua terminal del Aeropuerto de Carrasco. Con la nueva terminal fue desplazado y abandonado en terrenos aislados del aeropuerto donde estuvo más de 10 años. En ese período, desapareció su tablero de instrumentos original, entre otras piezas.

En mayo de 2015, para evitar que siguiera siendo vandalizado, fue trasladado desde su ubicación a la cabecera de una pista en desuso junto a otros aviones. En 2017 fue reclamado por la Asociación de Amigos del Museo Aeronáutico y nuevamente trasladado al Museo donde se prohibió el ingreso al interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *