PASTOR AFRICANO QUISO IMITAR LA MUERTE Y RESURRECCIÓN DE CRISTO: LE FALLÓ LA SEGUNDA PARTE

El zambiano James Sakala se hizo enterrar vivo y anunció que resucitaría tres días después. Todavía no ocurrió tal cosa.

James Sakara, pastor de una iglesia cristiana de Zambia, fue encontrado muerto después de pedir ser enterrado vivo en el suelo para poder volver a la vida en tres días, como Jesús.

Pastor de la Iglesia Sion en la ciudad zambiana de Chidiza, Sakala logró convencer a su congregación de que podría volver a la vida luego de pasar tres días sepultado. como el Hijo de Dios. El religioso de 22 años persuadió a dos de sus feligreses para que lo ayudaran a cavar una tumba poco profunda, le ataran las manos y lo inhumaran vivo.

A diferencia del relato bíblico, cuando los discípulos fueron a buscarlo al cabo de tres días, lo desenterraron muerto.

Según consigna The Maravi Post, algunos miembros de la iglesia intentaron una serie de «ejercicios espirituales» para resucitarlo, pero fue en vano.

La mayoría de los miembros de la congregación intentaron previamente disuadirlo de su idea y se negaron a apoyarlo. En cuanto a los tres creyentes que decidieron ayudarlo en su loca idea, están prófugos de la policía y afrontarán cargos criminales.

Las acciones teatrales de algunos pastores africanos son ya un lugar común. Los ejemplos son variados, desde el que afirma tener el número de teléfono de Dios hasta el que afirma que puede currar cualquier enfermedad rociando al paciente con repelente para mosquitos, sin que falten los aseguran tener la cura para a covid.

En ese verdadero circo de extravagancias tienen su propia categoría los que escenifican fraguadas resurrecciones. Creyente verdadero o ilusionista mediocre, a Sakala el intento le salió mal.

Tras su deceso dejó como legado una joven viuda embarazada y un puñado de fieles confundidos y decepcionados.

VIDEO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *