LA AMISTAD DE CARRÁ Y MARADONA MARCÓ ÚLTIMA VISITA DE LA DIVA A LA ARGENTINA

La noche en que la cantante italiana Raffaella Carrá hizo bailar al futbolista Diego Maradona en el programa de televisión que él conducía, «La Noche del Diez», en 2005, marcó la última visita a Argentina que hizo la diva, que falleció este lunes a los 78 años.

Al ritmo de «Fiesta», Carrá hizo bailar a un Maradona vestido con una camiseta con el número 10 y pantalones cortos mientras ella vestía de negro y movía su rubia cabellera.

 

La amistad y la entrevista de Maradona a Carrá, aunque ella le hizo varias preguntas pícaras, marcó la vuelta al país de la diva después de 23 años.

 

«Pero en mi corazón, en mis programas, los argentinos estaban presentes. El cariño que tengo aquí es único. Un amor grandísimo que es inolvidable», le dijo a Maradona. Y durante la conversación, se levantó de la mesa para saludar al padre de «El Diez» que estaba sentado en la tribuna.

 

Maradona recordó en ese programa que Carrá tenía en Argentina «el mismo éxito» que cosechó él en Nápoles, «que no podía salir a la calle» y la diva estuvo de acuerdo: «No he podido tener un amigo argentino, no podía salir sin que nadie lo supiera».

 

MARADONA EN CASA DE CARRÁ

 

Maradona había ido al programa de Raffaella en la RAI en 1993, después de haberlo perseguido «muchísimo», señaló la cantante, pero el jugador le contestó: «Tenía que ir porque el amor y cariño que teníamos desde la Argentina era grande».

El exrepresentante de Maradona Guillermo Coppola recordó este lunes, en declaraciones al canal TN, que Carrá le «hizo un homenaje» y le «preparó sorpresas increíbles» al jugador en ese programa, que fue posterior a la salida dificultosa de Maradona del Nápoles en 1991. «Fue un `programón`, Diego estaba muy emocionado», dijo Coppola.

 

El exrepresentante mostró una cartita que Carrá le envió a Maradona al hotel para invitarlo a cenar: «Al único, número 1 del mundo» y cierra con «2 besos».

 

Y después del programa fueron con Maradona a la casa de Carrá en Roma. «Nos recibió en su casa y se puso a hacer pasta», contó Coppola y recordó su «sencillez» porque se puso un delantal para cocinar: «Fue lo más lindo», señaló.

 

Coppola ha insinuado que Maradona quiso seducir a Carrá mientras él tomaba «mucho café» con el marido: «Concurrieron a recorrer un jardín de invierno que tenía la señora Raffaela. No me hagan hablar. Las cosas se olvidan».

 

HOLA SUSANA, PRONTO RAFFAELLA

 

Otra huella que dejó Carrá en Argentina es que inspiró con su éxito «Pronto Raffaella» a la diva local, rubia como ella, Susana Giménez, quien lanzó en 1987 el programa «Hola Susana», que llegó a tener récords de audiencia en la década de 1990.

 

«La Susana lo hace maravillosamente bien», la bendijo en el programa de Maradona.

 

DICTADURA

 

Carrá ya era para los argentinos una fuente de alegría durante la dictadura militar (1976-1983), cuando no pocas niñas y jóvenes cantaban y bailaban sus canciones y trataban de imitar su movimiento de cabeza y de cabellera.

 

En 1978 visitó por primera vez Argentina, cuando tuvo que cambiar la letra de uno de sus éxitos, y en 1980 visitó Buenos Aires para filmar el musical «Bárbara».

 

«Para explicar la censura que vivíamos en Argentina durante el proceso siempre uso el mismo ejemplo: en España la canción decía ‘Para hacer bien el amor hay que venir al sur’ y en Argentina ‘Para enamorarse bien hay que venir al sur’, recordó el productor Axel Kuschevatzky en su cuenta de Twitter.

 

Durante su estadía visitó también el programa de otra diva argentina Mirtha Legrand, quien este lunes también se despidió «con tristeza pero con el recuerdo de su simpatía y talento, a una grande de la música italiana», según escribió en su cuenta de Twitter.

 

«En 1978 estuvo en Argentina y tuve la suerte de tenerla en mis almuerzos. Después vino a mi programa muchas veces, siempre ¡encantadora! ¡Adiós Raffaella!», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *