OLA DE CALOR EN CANADÁ: INCENDIO BORRÓ DEL MAPA A UNA PEQUEÑA LOCALIDAD

Cuando los vecinos regresaron tras la evacuación, descubrieron que tenían poco a qué regresar.

Situado en la Columbia Británica, Lytton es un pequeño y apacible pueblecito canadiense, situado cerca de la costa oeste del país. Su población es de algo más de 250 habitantes. O mejor dicho, lo era. Esta semana, los feroces incendios desatados en la región debido a una inédita ola de calor, no dejaron casi nada en pie.

El pueblo tuvo el 90% de sus edificios y viviendas quemados en un incendio forestal en medio de una ola de calor brutal y sin precedentes que provocó la pequeña localidad, que fue noticia esta semana por haber batido el récord de temperatura más alta de la historia canadiense en tres días seguidos con casi 50 ° C.

«Una zona de guerra». Así describió la situación de Lytton un funcionario local que recorrió Columbia Británica, devastada por el fuego y las cenizas.

El incendio provocó una evacuación de emergencia de la pequeña ciudad ubicada a 250 kilómetros al noreste de Vancouver. Hay personas desaparecidas, pero cerca de mil vecinos lograron escapar a un lugar seguro. En las últimas horas, cuando regresaron, encontraron un panorama desolador: la mayoría de las casas habían sido reducidas a cenizas.

El incendio de Lytton abarca unos 90 kilómetros cuadrados, todavía está activo y fuera de control, lo que representa un peligro para otras áreas de la región.

Cientos de fallecidos.

En la provincia de Columbia Británica, las autoridades siguen evaluando la situación y temen que la cifra de muertos se dispare en las próximas horas, después de que el número de fallecidos de forma súbita desde el viernes llegara a 486.

Esa cifra es el triple de lo habitual en estas fechas y la directora forense de la provincia, Lisa Lapointe, advirtió el miércoles por la noche de que la mayoría de esas muertes han sido causadas por el calor asfixiante, según informa la agencia noticiosa EFE

Muchos de los fallecidos eran personas vulnerables que vivían solas en hogares sin la adecuada ventilación para temperaturas, que en la ciudad de Vancouver alcanzaron los 40 grados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *