“DECILE QUE NADIE LA VA A ATENDER”: MADRE DENUNCIARÁ A ASSE POR OMISIÓN DE ASISTENCIA

Sofía Rodríguez contó que llegó al hospital con su pequeña hija desmayada: “Me dijeron que lo único que podían hacer era pedirme un taxi”.

Tal como informáramos en la víspera, una niña de poco más de dos años fue víctima de un presunto caso de omisión de asistencia en el Hospital de Río Branco, en el departamento de Cerro Largo.

El sábado en la tarde, Sofía Rodríguez, oriunda de Melo, estaba junto a su familia de visita en la localidad Río Branco, cuando su pequeña hija Adelaide cayó en la vía pública y se dio un fuerte golpe en la cabeza.

«No conocemos Río Branco, preguntamos cuál era el centro de salud más cercano y no indicaron el hospital», contó Rodríguez al medio local La Red Independiente.

Una vez en el sanatorio, los datos de la niña revelaron que era socia de la mutualista Camcel, por lo que el personal del lugar le indicó que debía atenderse allí.

Rodríguez contó que, a pesar de que la niña de dos años y medio estaba desvanecida, en el hospital le negaron la asistencia: «me dieron que no la iban a atender y que o único que podían hacer por mí era llamarme un taxi».

La joven madre detalló que al insistir escuchó una voz que desde detrás de la puerta gritaba: «decile que dijo la doctora que nadie la va atender». En ese momento, una pareja que se encontraba en el lugar les ofreció trasladarlos en su auto hasta la mutualista, que resultó estará a unas cuatro cuadras, algo que Rodríguez ignoraba.

Para la madre de Adelaida, lo ocurrido en el hospital es una clara situación de omisión de asistencia.

«Es poco ético, poco humano, ridículo e inaceptable» que se haga algo así «cuando llega a una emergencia un niño de dos años desmayado», aseguró. Asimismo, dijo haber mantenido contacto con la directora de ASSE en Cerro Largo en representación de los usuarios, Natalia Pereira, quien le brindó apoyo y le explicó los pasos que podía dar de allí en adelante. Así las cosas, Rodríguez afirmó que llevará adelante la denuncia.

«No es venganza ni para armar escándalo, sino para que no vuelva a pasar una cosa así», dijo la mujer, quien agregó que su hija se recuperó satisfactoriamente. «Por suerte Adelaide está bien, no pasó a mayores», señaló.

El doctor Daniel Marroni, director del Hospital de Río Branco, declinó hacer declaraciones públicas y adelantó que se están recabando datos sobre el incidente y se trabaja en el caso, según informara el citado medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *