ESPAÑA: GUARDIACIVIL SALVA A BEBÉ A PUNTO DE AHOGARSE EN LAS COSTAS DE CEUTA

El drama de los migrantes que se lanzan al mar en Marruecos estuvo a punto de cobrarse una nueva vida.

Con las dos manos, Juan Francisco, agente de la Guardia Civil española, sostiene a un bebé de meses que estaba en peligro de ahogarse en la playa de Tarajal, en Ceuta. La imagen refleja bien el drama vivido por miles de inmigrantes -ser estima que más de ocho mil- que en apenas dos días llegaron al enclave español, procedentes de Marruecos.

Juan Francisco, miembro del Grupo de Actividades Especiales Submarinas de la Guardia Civil, no lo dudó y se arrojó al mar para salvar al bebé. Padre e hijo corrían riesgo de ahogarse. Se registró el momento y la imagen fue publicada por la policía española en la red social Twitter.

El bebé fue rescatado el lunes cuando miles de inmigrantes ilegales intentaban llegar a Ceuta. «El padre no podía llevar al bebé, se estaban ahogando, el guardia lo salvó», explica un portavoz de la Guardia Civil, citado por el diario madrileño ABC. El bebé, de dos meses, no sufrió lesiones y su estado se salud es bueno.

Este fue uno de los muchos rescates realizados por las autoridades de Ceuta. Familias con niños pequeños y algunos bebés están intentando llegar a este enclave español y sin la ayuda de los agentes «no lo habrían conseguido y estaríamos hablando de muchas muertes», dijo el portavoz de la Policía Española.

La Guardia Civil también compartió en Twitter otras imágenes de salvataje de niños. Desde el lunes, alrededor de 8.000 inmigrantes han llegado a Ceuta, incluidos 1.500 menores, nadando o en frágiles botes inflables, una cifra récord, según las autoridades españolas.

El gobierno español anunció la deportación de unos 4000 migrantes (adultos) a Marruecos, habiendo también movilizado varias unidades del ejército español y otras fuerzas de seguridad a Ceuta para controlar las calles de la ciudad y la zona fronteriza.

Los migrantes identificados como menores de edad son enviados a almacenes gestionados por la Cruz Roja y otras organizaciones.

España no otorga a los ciudadanos marroquíes el estatus de solicitantes de asilo y solo permite que los niños migrantes no acompañados permanezcan legalmente en el país bajo la supervisión del gobierno.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, garantizó este martes que el Gobierno de España utilizará «la máxima firmeza» para restablecer la normalidad en Ceuta, que ha seguido este martes registrando nuevas entradas «por mar» de ciudadanos procedentes de Marruecos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *