TAQUÍGRAFO INDIO ASEGURA QUE LA MALA ORTOGRAFÍA PUEDE ERRADICAR EL CORONAVIRUS

Sus compatriotas tomaron con pinzas la recomendación, y proponen adaptarla a los políticos corruptos.

«Si (como afirma el griego en el Cratilo) /el nombre es arquetipo de la cosa / en las letras de ‘rosa’ está la rosa / y todo el Nilo en la palabra ‘Nilo'»

Estos versos en los que Jorge Luis Borges alude a Platón, parecen haber inspirado a SV Annandd Rao, un taquígrafo aficionado a la numerología y residente en el estado indio de Andrash Pradesh.

Mientras los científicos de todo el mundo trabajan sin descanso en busca de tratamientos para la covid, Rao asegura que la solución al problema radica sencillamente en la mala ortografía.

El hombre afirma que escribir «covid» y «corona» de forma incorrecta puede erradicar el virus no sólo de Ananthapuram, la ciudad en la que él reside, sino del planeta entero.

Rao asigna números a las letras del alfabeto, y defiende que las que se combinan en las letras de esas palabras «suman una cifra muy peligrosa y capaz de poner al mundo de rodillas», según dijo al periódico Times of India.

Sin embargo, modificar la grafía de tales vocablos permitiría conjurar el peligro, e incluso convertirlo en algo beneficioso. Por eso, recomienda cambiar Covid-19 por ‘Covviyd-19′ y Corona por ‘CARONAA’. De hecho, cambió su propio nombre para atraer a la suerte.

Convencido de su idea, Rao colgó en su casa una pancarta donde explica lo antedicho e invita a todos sus vecinos a colocar una igual en sus residencias y en lugares públicos.

La idea del taquígrafo no caló entre sus vecinos, quienes la recibieron con escepticismo o lisa y llanamente a carcajadas.

Sin embargo, no faltaron propuestas para probar la eficacia del método usándolo en el ámbito de la política.

«Cambiemos la ortografía de todos los políticos y veamos si trae suerte a nuestro país», fue el comentario.

El método propuesto por Rao es evidentemente inútil. Pero al menos no daña la salud, como si lo hace la lavandina que algunos inescrupulosos venden como medicamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *