MUJICA: “¿HABRÁ IMPUESTO PEOR QUE REBAJAR EL PODER DE COMPRA DE SALARIOS Y JUBILACIONES?”

El expresidente denuncio caída salarial en sectores a los que “no les va mal” y abogó por corregir eso en próxima ronda de salarios.

En su primera alocución de la semana en su espacio en la emisora M24, Mujica retomo lo expresado kl viernes pasado, donde manifestaba su perplejidad ante la caída de los salarios en sectores de la economía que, en su opinión, no se vieron especialmente afectados por la pandemia.

«El agro ni por asomo está descalabrado o le va a ir mal», expresó el líder del MPP, quien opinó que «en la próxima ronda de salarios por lo menos este sector debe ser equiparado en cuanto a su poder de compra», que se vio disminuido en «más de 5%».

En ese sentido, Mujica señaló la buena salud económica de sectores como los granos, la leche o la carne, cuyos precios han subido o al menos se han mantenido. «En todo caso convengamos que no le va mal a la agropecuaria», resumió.

Seguidamente, abordó «los resultados de algunas políticas de este gobierno», y se detuvo en el hecho de que «un peón especializado de la ganadería, por los acuerdos vigentes del punto de vista salarial, cobra nominalmente 26.123 pesos; tuvo un aumento en el último ajuste de salarios que hizo este gobierno de 6,23%; pero la inflación de los alimentos significó 10,71%; quiere decir que este peón teórico perdió más del 5% de su poder adquisitivo; ¿es justificable?; ¿es tan calamitosa la situación que por lo menos, no que hubiera aumentado sino que se hubiera mantenido el poder real de su salario? Y estos son miles de trabajadores».
«Todos los trabajadores rurales han perdido 5, 6 o más por ciento de poder adquisitivo en el último ajuste de salarios; y el agro ni por asomo está descalabrado o le va a ir mal», enfatizó

«Es bueno que se diga en este país que están ´con el campo´, pero deberían decir que están también con los peones de campo, porque sería hora de que se acuerden de que, por lo menos, habría que sostenerles el poder adquisitivo, si no aumentarlo por lo menos mantenérselo», subrayó.

Posteriormente, planteo el ejercicio de tomar ese de 26.123 pesos nominales y convertirlo por completo en leche. «Este señor compraba con este salario 837 litros de leche, ahora compra 786; si ese salario lo gastaba todo en fideos, ese señor compraba 451 kilos, ahora compra 422», ejemplificó.

«Casi el 80% de los ingresos que tienen los hogares uruguayos es consecuencia de salarios o jubilaciones, y es esto lo que va a determinar el poder de compra, y esto hace posible en gran medida que la economía marche o no marche, porque si se achica el poder de compra la consecuencia es que van a comprar menos y va a haber menos trabajo, porque el fenómeno se retroalimenta», explicó. «Y en realidad, este número del peón de la ganadería, es extensible a todas las actividades agropecuarias y a buena parte de las actividades del país», puntualizó.

«Se ha dicho que el nuevo gobierno en ejercicio no pone impuestos, ¿pero habrá impuesto peor que rebajar el poder de compra de salarios y jubilaciones? Porque es un impuesto indirecto que de hecho cae sobre la enorme masa de trabajadores y jubilados del país», consideró.

«Lo que no se puede entender es que si a los sectores que les va bien también se les rebaja el salario, nos damos cuenta de que en realidad el pensamiento es de otro tipo. Por eso entendemos que en la próxima ronda de salarios, por lo menos este sector debe ser equiparado en cuanto a su poder de compra. Sería bueno que tuviéramos memoria (…) de lo contrario apuntalaríamos el crecimiento de la injusticia y de la desigualdad», finalizó el veterano dirigente político.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *