JOVEN MURIÓ TRAS QUEDAR EN MEDIO DE UN TIROTEO ENTRE DELINCUENTES Y UN POLICÍA

Había salido de trabajar y esperaba un ómnibus. «Cuando los delincuentes tiraron, el policía empezó a disparar para todos lados», dijo su novia a Montevideo Portal.

La mujer también fue baleada en su pierna derecha.
Fernando Sellanes salía de trabajar justo cuando un policía se resistía a una rapiña en el barrio Maracaná. Nada tenía que ver con el asunto. Un disparo le entró en la espalda y le salió por la cara. Murió en el Centro Coordinado del Cerro.

Tal como informáramos el pasado sábado, un funcionario policial se resistió a una rapiña y se enfrentó a tiros con dos delincuentes, en las inmediaciones de Camino Cibils y Primera al Norte, en el barrio Maracaná.
«Los delincuentes armados, abordaron al agente que iba en su moto, y le pidieron entregara el birrodado». El policía se identificó como tal y se tiroteo con los autores del atraco indicaron fuentes de la investigación.
En ese tiroteo, «tres personas resultaron heridas de bala».
Uno de los heridos, murió a los pocos minutos, como consecuencia de la seria lesión que un proyectil le había provocado. Se trataba de un hombre de 29 años. Según testigos, «estaba esperando un ómnibus».

Los otros dos heridos, fueron llevados a diferentes centro asistenciales y ahora están a disposición de la Justicia, conjuntamente con el policía involucrado.

A las pocas horas se supo que el joven asesinado, nada había tenido que ver en el asunto delictivo. De hecho, salía de trabajar y efectivamente esperaba un ómnibus. Estaba en compañía de su novia, Carolina.
Carolina habló con Montevideo Portal y contó exactamente qué fue lo que pasó.

«Le estaban robando la moto a una persona, no sabíamos que era policía, estaba de civil. El policía ya había entregado todo, la moto, la riñonera, en determinado momento hizo un movimiento como que tenía un arma y los delincuentes dispararon al suelo, tiraron para asustarlo parece», indicó.
«Cuando los delincuentes tiraron, el policía empezó a disparar para todos lados, justo para donde estábamos nosotros».

«Nosotros no atinamos a tirarnos al suelo, corrimos. Yo sentí el disparo en la pierna. A él el tiro le dio en la espalda y le salió por la cara», señaló.
«Los policías que llegaron nos querían tomar los datos, nada que ver con llevarlo a un centro asistencial».
Fernando Sellanes murió a poco de haber ingresado al Centro Coordinado del Cerro, como consecuencia de la sería lesión que el proyectil le había provocado.
Tenía 29 años y vivía en Belvedere. Era exjugador de Nacional de San José. En Montevideo repartía golosinas y trabajaba en el almacén de la tía.

Su novia también fue alcanzada por un disparo. El tiro le dio en la pierna derecha. «La bala entró y salió», contó a Montevideo Portal.
El cuerpo de Fernando está en el Instituto Técnico Forense (ITF), donde la autopsia intentará establecer quien disparó el proyectil que le provocó la muerte, si el policía o uno de los delincuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *