LA INTENDENCIA Y SU DECISIÓN POR LA VIDA PARA ASEGURAR EL FUTURO

Por el Diputado Dr Àlvaro Lima

En la conferencia de éste viernes 26 de marzo, fecha de ineludible referencia para la fuerza política, el jefe comunal salteño confirmó una histórica decisión apoyada en la comprensión del tiempo que atraviesan el país y Salto con una pandemia que arrasa y se lleva vidas.

En vísperas de otra semana de turismo anunció el cierre de los tres centros termales del Departamento y todo lo que concierne al desarrollo termal, esto es, hotelería y gastronomía.

La decisión fue reflexionada, coordinada, fundada en aspectos constitucionales, legales, reglamentarios, en informes médicos y científicos, con plena conciencia de los perjuicios económicos privados y también públicos.

Compartimos plenamente, al igual que la ciudadanía salteña, esta decisión del gobierno de Salto respaldada por el Gobierno Nacional que fue parte integral de la resolución adoptada.

De la decisión en salvaguarda de la Vida y de la Salud de toda la población salteña, participaron Presidencia, varios Ministerios y sobre todo las autoridades de Salud Pública, FEMI, dirección departamental de Salud, clínica municipal, sindicato médico local, médicos epidemiológicos avezados y científicos de clase mundial.

Una circunstancia que no debemos de perder de vista ni permitirnos caer en alguna disociación que se ha querido intencionalmente instalar.

Las responsabilidades de tomar decisiones están para asumirlas y máxime cuando se hace para defender la vida.

Lo vale todo, habilita decisiones poco simpáticas pero impostergables.

El Intendente Andrés Lima fortaleció el principio constitucional de igualdad, no se permitió distingos donde la normativa no lo hace.

La vida vale lo mismo si es pública o privada.

La vida está por encima de todos los intereses económicos habidos y por haber, los que se presentan como absolutamente secundarios.

Si sabrá esta Administración, que ha renovado la confianza de Salto por amplio margen, de sacrificios económicos.

Perderá mucho con las termas cerradas, pero mucho más se podría perder si arriesgamos la Vida en el Departamento.

El destino termal precisa protección, Termas del Arapey está con casos positivos de Covid, hay que parar para seguir andando.

Hay que cerrar para seguir abriendo.

Julio Pontet, médico que dirige el CTI del hospital Pasteur y presidente de la federación uruguaya de medicina intensiva, investigador y docente, informó que hay un 28% de camas de CTI ocupadas por pacientes Covid.

El crecimiento de infectados en el país y en Salto nos depara que de seguir así, llegaremos al colapso del sistema con el 35%.

Si eso ocurre, habrá que empezar a elegir a quien se atiende y a quién no.

Quienes se salvan y quienes no podrán.

De seguir creciendo los casos positivos, ese 35% fatídico se alcanzaría al terminar la semana de turismo, justo el tiempo por el cual la Intendencia de Salto decidió cerrar.

Sabia decisión se ha adoptado al velar por lo más valioso que puede existir.

Preservar la salud pública y la vida de la población para que entre otras cosas, siga habiendo termas y turismo termal.

Para que en definitiva podamos permitir que haya futuro.

El nuestro y el de quienes vendrán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *