35 PERSONAS INGRESARON AL CTI EN 24 HORAS POR COVID-19; OCUPACIÓN SE MANTIENE EN 65%

El intendente Richard Sander aseguró  que “eso demuestra que esas personas no vienen a comprar a los freeshops”.

El gobierno anunció este martes que los freeshops de las ciudades fronterizas se cerrarían hasta el próximo 12 de abril. La medida fue anunciada con el fin de bajar la movilidad en las ciudades fronterizas generadas por las compras de los ciudadanos de ambos países. Sin embargo, según pudo saber Salto Informa, ese miércoles hubo entre siete u ocho ómnibus turísticos que trajeron a ciudadanos brasileños a comprar a Rivera.

Según informó el intendente de Rivera, Richard Sander, a Salto Informa, estos extranjeros no compraron en los freeshop ya que desde este miércoles permanecieron cerrados. Según dijo, vienen a comprar en comercios de la ciudad que venden artículos de origen chino como frazadas, termos, ventiladores y productos de ese estilo.

«Yo vengo diciendo que el tema de los freeshops no es el problema de la pandemia en Rivera porque de los mil y pico de casos positivos que tenemos no hay ningún positivo dentro de los empleados de los freeshops y es la información que nos viene dando día a día la departamental de salud», indicó.

«Hoy había entre 7 y 8 ómnibus en la línea divisoria cargando, es decir, que compraron en esos comercios. Hay un concepto equivocado que esos ómnibus vienen a comprar a los freeshops y eso no es así», agregó el jefe departamental.

Sander insistió en que esa gente «ni entra a los freeshops» porque vienen con el objetivo de comprar al por mayor. Ingresan a nuestro país sobre las 6:00 horas y ya a las 9:00 están arriba del ómnibus para regresar a su ciudad. Sander reconoció que las medidas que se anunciaron por parte del Ejecutivo tendrían que haber estado involucrado este tipo de comercio, pero aclaró que no es fácil identificar qué tipo de comercios son.

«Puede que alguno tenga sistema de freeshop, pero no creo que los productos que venden sean freeshop. Son todos chinos y de bajo costo», sostuvo.

El intendente de Rivera indicó, además, que como intendencia ellos no tienen potestad para cerrar estos comercios, pero que sí pueden inspeccionarlos. Allí, si hay algún incumplimiento de aforo o de medidas sanitarias, pueden clausurarlo por algunos días, pero no más que eso porque la potestad la tiene el gobierno.

Estos comercios, según Sander, protagonizaron casos positivos en los últimos meses, pero que actualmente no se registran casos nuevos allí y que tampoco se generan aglomeraciones porque de las 25 personas que vienen en el transporte turístico, solo bajan a comprar cinco o seis y luego «reparten entre todos».

«Nosotros tenemos todos los freeshops cerrados y ellos igual vienen a comprar en los ómnibus. ¿Qué quiere decir? no vienen por los freeshops. Igual de los 70, 80 o 100 ómnibus que llegaban, ahora deben llegar 20 por fin de semana. Arrancan a venir a partir de los miércoles», contó.

Finalmente, el jefe departamental indicó que la explosión de casos en el departamento fue exactamente doce día después de carnaval. «Creemos que hay gente que se fue en carnaval a veranear a algunos balnearios de Brasil y estamos convencidos que ese es el origen de los focos y trajeron la P.1 lo que multiplicó los casos casi por tres», concluyó el intendente de Rivera, Richard Sander.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *