JUEZA DEL CASO OCÉANO: “LA PRISIÓN PREVENTIVA FUE SUFICIENTE”

Beatriz Larrieu explica por qué el único imputado que estaba en la cárcel cumplirá prisión domiciliaria y dio sus argumentos para suspender la audiencia que se iba a realizar este martes.

La jueza Beatriz Larrieu resolvió este martes que cumpla prisión domiciliaria el único imputado en el marco de la Operación Océano que estaba en la cárcel. Se trata de un ciudadano de nacionalidad paraguaya que es investigado por proxenetismo, un delito de retribución o promesa de retribución a menores de edad para que ejecuten actos sexuales o eróticos en reiteración real, y delitos por contacto a través de internet con menores de edad «para cometer un delito contra su integridad sexual».

«Ya van nueve meses que está en prisión domiciliaria. La Fiscalía no ha hecho grandes avances en la investigación sobre este imputado», explicó la jueza a Montevideo Portal. «Fiscalía no relacionó cuáles son las evidencias que han agregado en este tiempo respecto del imputado. Por otro lado, es el único imputado que está preso, por lo tanto el riesgo hacia las víctimas también existiría en relación a los otros y ninguno está con prisión preventiva», agregó la magistrada.

«Respecto a la única víctima que estuvo relación con este hombre y que habría denunciado que otra persona, conocida de él, la contactó para que cambie la declaración, eso fue en junio del año pasado. Hasta ahora no se han reiterado incidentes», aclaró Larrieu. «Me parece que la prisión preventiva fue por un tiempo suficiente y no hay riesgo real y concreto que se pretenda evitar», agregó.

Este indagado es uno de los 32 que están siendo investigados por la fiscal Darviña Viera y su equipo.

Suspensión de la audiencia

La jueza explicó además que suspendió la audiencia que estaba prevista para hoy por «falta de acceso real de las defensas al contenido de los dispositivos incautados». Ignacio Durán, abogado defensor de uno de los 32 indagados en este caso, dijo a Montevideo Portal que la solicitud de suspensión de la audiencia surgió luego que se conociera que «la Fiscalía no entregó a la defensa información de uno de los dos celulares de la principal víctima en esta mega causa».

Los abogados fueron al Departamento de Delitos tecnológicos de la Jefatura de Policía de Montevideo a buscar el contenido de los chats entre los imputados y las víctimas pero no obtuvieron toda la información. Algunos defensores plantearon en la audiencia de este martes que hay archivos que no los pueden abrir y otros presentados por Fiscalía en el momento de la formalización que hoy no están disponibles.

«Para preparar el interrogatorio, se entendió que los abogados tenían que tener acceso al contenido», explicó Larrieu, quien agregó que «la responsable de la investigación es la Fiscalía», y por lo tanto debe dejar disponible su carpeta de investigación a los abogados para que puedan preparar las defensas.

«Como había por lo menos una desprolijidad importante fue que lo suspendí. No estoy hablando para nada de mala intención, pero no están las cosas bien como para que los abogados puedan acceder al material», aseguró la jueza, quien además dispuso que se devuelva a los abogados los dispositivos incautados a los imputados.

La jueza informó que aún no se agendó la fecha de la próxima audiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *