EL 58 % DE LA POBLACIÓN URUGUAYA ESTARÍA DISPUESTA A VACUNARSE, SEGÚN UNA ENCUESTA

El 64 % de las personas que no se vacunarían “fundamentan su decisión en la velocidad” con que se desarrollaron las vacunas.

Un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), «con el apoyo técnico de la diaria datos y de docentes del Instituto de Estadística de la Universidad de la República (UdelaR)», reveló nueva información sobre las percepciones de la ciudadanía uruguaya con respecto a diversos temas vinculados a la pandemia de COVID-19.

Según una encuesta realizada con una muestra de 400 personas, entre diciembre de 2020 y enero de 2021 aumentó «la proporción de la población que estaría dispuesta a vacunarse una vez que la vacuna contra el coronavirus esté disponible en Uruguay», ya que pasó de 56 % al 58 %. Además, el informe señala que «las personas mayores y los jóvenes» son «quienes muestran mayor disposición a hacerlo».

Concretamente, entre los jóvenes de 18 a 29 años la disposición a vacunarse es de 75 % y entre los adultos de más de 60 años la disposición es del 68 %. Mientras tanto, el porcentaje baja a 49 % entre los 30 y 44 años y a 41 % entre los 45 y 59.

Si se desagrega por nivel socioeconómico, entre el nivel más alto hay un 68 % de disposición, porcentaje que baja al 55 % en los sectores medio y bajo.

Por otro lado, el estudio señala que «el 64% de las personas que no estarían dispuestas a vacunarse contra el coronavirus fundamentan su decisión en la velocidad con que la vacuna ha sido desarrollada y los posibles errores que esto pudo haber implicado».

Entre otras razones para no vacunarse, el 41 % de los que no están dispuestos a recibir la inyección consideran que «la vacuna no será suficientemente efectiva», un 27 % dice que la vacuna fue desarrollada en países que no le generan confianza y un 15 % entiende que «la vacuna es un mecanismo de manipulación de las personas». En menor medida, algunos indican que el coronavirus no es peligroso para la salud, otros señalan que ya tuvieron COVID-19 y otros que sus creencias religiosas no le permiten vacunarse.

La encuesta también se propuso medir la confianza en algunas de las principales vacunas desarrolladas en todo el mundo luego de que el gobierno anunciara acuerdos con Pfizer-BioNtech y Sinovac.

La vacuna de Pfizer-BioNtech es la que genera mayor confianza: un 33 % dice que tiene «mucha confianza» en ella, un 31 % tiene «algo de confianza», un 15 % dice «poca confianza» y un 21 % dice «ninguna confianza».

En tanto, la de Sinovac es la de menor confianza entre la gente. Un 8 % dice «mucha confianza», un 25 % dice «algo de confianza», un 38 % dice «poca confianza» y un 29 % dice «ninguna confianza».

Las otras vacunas sobre las que se consultó (Oxford-AstraZeneca, Moderna y Sputnik V) recogen niveles de confianza similares entre sí que son superiores a los de Sinovac e inferiores a los de Pfizer-BioNtech.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *