SE CANSÓ DE SER PASTORA BAUTISTA, AHORA ES STRIPPER ONLINE Y SE LLENA DE DINERO

La no aceptación de su sexualidad en la iglesia contribuyó a su salida. Ahora amasa una pequeña fortuna en Onlyfans.

Mitchell, de 36 años, fue durante varios años pastora en una iglesia cristiana bautista en Minnesota. Un día, mientras participaba de una obra de teatro, se dio cuenta de que era bisexual. Dada la incompatibilidad de ello con sus funciones religiosas, decidió abandonar la iglesia.
Actualmente es una popular stripper en la plataforma online OnlyFans, donde gana unos 25.000 dólares mensuales gracias a los usuarios que pagan por ver sus fotos y videos.

«Siempre quise ser stripper, pero desde joven me hicieron creer que mis deseos y cuerpo eran pecaminosos y malos», contó la joven en una entrevista con el periódico New York Post.

Según la historia que cuenta la misma Mitchell, en 2016 decidió convertirse en pastora luego de un ofrecimiento que le hicieron en la iglesia, a la cual solía asistir. Cinco años antes, ella y su exesposo asistieron a una iglesia que aceptaba la igualdad de género y la promovía en sus discursos. Desde ese momento ella empezó a tener una afinidad con el tema.

«Uno de los líderes me ofreció ser pastora y acepté. Era lo que había soñado durante años: estar en un escenario frente a miles de personas», dijo. Aunque iba a pertenecer a la iglesia, sus padres no estaban de acuerdo porque tenían la creencia de que ella debía realizar las tareas del hogar y estar pendiente de la familia.

Sin embargo, fue en 2016 cuando ella decidió actuar en una obra de teatro, la cual le ayudó a darse cuenta que su orientación era bisexual. «Sabía que si revelaba mi naturaleza, lo perdería todo, ya que la iglesia no da la bienvenida a las personas LGTBIQ+».

No obstante, en 2017 decidió renunciar a todo y publicar un video en YouTube hablando sobre su sexualidad, según informa la revista Semana.

Nuevas experiencias

Tras la decisión de retirarse de la iglesia, Mitchell se sintió atraída por el modelaje y la lencería, por lo que tomó clases de modelaje y realizó una sesión de fotos al desnudo. «Lloré porque nunca me había sentido tan santa y sagrada en mi vida. Nunca me sentí tan sexy y liberada como en esa ocasión», refirió.

Después de esa experiencia, Nikole decidió crear una cuenta en la plataforma OnlyFans, se separó de su esposo y se fue a vivir a Los Ángeles con sus tres hijos.

«Empecé muy tímida. Solo subía fotos sin brasier, pero ahora estoy en un punto en el que hago fotografías y videos personalizados», comentó. «En marzo de este año me iban a pagar varios miles de dólares por tener sexo con alguien, pero luego llegó el coronavirus y eso se canceló», narró

«Cada persona tiene derecho a expresarse de la manera que le parezca bien, mi sexualidad es increíblemente sanadora y sagrada. Y cuando le doy este regalo a la gente, se bendicen», expresó la joven, quien pese a o ser ya pastora continúa usando un vocabulario «litúrgico».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.