A PRISIÓN DOS PERSONAS QUE USABAN CLUB CANNÁBICO COMO FACHADA PARA NARCOTRÁFICO EN SALTO

Un hombre y una mujer fueron imputados por un delito continuado de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas.

Dos personas fueron condenadas por utilizar un club cannábico como fachada para vender marihuana ilegal en Salto.

Un trabajo de investigación permitió llegar a información de que en una vivienda, ubicada en las inmediaciones de Joaquín Suarez y Silvestre Blanco, se estaría comercializando sustancia estupefaciente, informa el Ministerio del Interior.

Luego, efectivos policiales concurrieron al lugar y, con la autorización de una mujer que allí se encontraba, realizaron una inspección.

En el lugar se encontraron «cinco frascos conteniendo sustancia vegetal, una rama con flores de marihuana, una balanza de precisión, un rollo de bolsas de nylon, tres libretas con apuntes que podrían ser de venta de la sustancia, un frasco con monedas y un teléfono celular», informa la cartera en su sitio web.

A su vez, en el fondo de la casa, se ubicó un invernáculo donde había cinco plantas con flores de marihuana de un metro. Afuera del mismo se encontraron dos plantas chicas también florecidas, las que fueron incautadas junto al resto de las cosas halladas.

Consultada la implicada acerca de la sustancia, manifestó que era de su pareja, un hombre de 35 años, y que la vendería a los integrantes de un club cannábico, por lo que fue conducida a la Unidad de Investigaciones.

Posteriormente se inspeccionó un club de cannabis ubicado en las inmediaciones de Av. San Martín y Av. Garibaldi, desde donde se incautó una notebook y una libreta con apuntes de posibles ventas.

Continuando con las actuaciones se logró establecer que el implicado vendía sustancia vegetal a través de una red social, acordando puntos de encuentro para la entrega de la misma, la que en algunas ocasiones se retiraba de la casa inspeccionada en primera instancia.

Puestos ambos implicados a disposición de la Justicia, se dispuso la condena de G.G.E.E. de 35 años «como autor penalmente responsable de un delito continuado de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas a la pena de dos años de penitenciaría de cumplimiento efectivo».

En cuanto a M.M.P.M, de 24 años, fue condenada «como cómplice penalmente responsable de un delito continuado de negociación de sustancias estupefacientes prohibidas a la pena de ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo».

A su vez se notificó al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) de la sentencia de condena recaída respecto del indagado, Club cannábico «La Oveja Verde».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *