¿QUÉ SE SABE DE LA VACUNA DE PFIZER CONTRA LA COVID-19 Y QUÉ PUEDE ESPERARSE?

Es probable que la vacunación se tenga que dar cada cierto tiempo como en el caso de la de la gripe que es anual. Por Bernardo Borkenztain.

Por Q.F. Bernardo Borkenztain

borky@montevideo.com.uy

La novedad de los últimos días la dio la empresa Pfizer (que firmó con Trump un contrato de casi 2 millardos de dólares para proveer 100 millones de dosis de su vacuna COVID-19), al anunciar que la efectividad de su fórmula es de un 90%, lo cual es altamente esperanzador, ya que es una cifra excelente para una vacuna para un virus respiratorio.

Hay varias cosas a considerar, en especial frente a los ataques de tanto médico por la verdad y agrupación pseudocientífica que hay en la vuelta.

Lo primero es que el tiempo acelerado que se ha logrado para desarrollar las vacunas no es inusitado, si se piensa en los miles de millones de dólares invertidos en técnicas muy diferentes en competencia, y la enorme cantidad de horas de trabajo involucradas.

Lo segundo, es que la vacuna en cuestión, al ser una técnica nueva, que utiliza ARNm como creador de la inmunidad entrenada, no requiere cultivos celulares ni células huéspedes que son lo más engorroso en los procesos (1).

El tema es que, como toda novedad, de la misma fuente que dice que la telefonía 5G provoca el COVID-19 (o lo impide según el sabio involucrado) surgió una nueva alarma, y voy a citar un meme viral: «se usa para reescribir el código genético del paciente y así producir esterilidad hereditaria». Más allá del curioso concepto de provocar esterilidad hereditaria, es importante destacar que el ARNm no se transcribe directamente al ADN de los pacientes, eso no ocurre de forma espontánea, y que, además, las células que lo incorporen eventualmente serán eliminadas por los anticuerpos, lo que hará que en un tiempo desaparezcan, pero – si el 90% es real – dejando la memoria inmunológica activada para el paciente inmunizado. Así que – al menos por causa de la vacuna – no vamos a poder tener a los X-Men cuidándonos.

La mala noticia es que, como pasa con muchos virus de tipo respiratorio, se está viendo que la reinfección es posible (y probable) por lo que es probable que la vacunación se tenga que dar cada cierto tiempo como en el caso de la de la gripe que es anual, y preparada con las cepas del año en contra estación (invierno boreal se usa para preparar la de la siguiente temporada de la austral).

Lo bueno es que la respuesta organizada de la comunidad científica ha adquirido suficiente experiencia para el manejo de la próxima pandemia, que, tarde o temprano va a aparecer, murciélago, camello o pangolín mediante y no se caerá en algunos de los errores en que se incurrió en este caso.

Q.F. Bernardo Borkenztain

(1) – Las otras como la de OXFORD o SPUTNIK V utilizan diferentes tipos de virus o antígenos que sí requieren estos pasos más lentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *