PRECIOS ACTUALES DE COMBUSTIBLES SON MÁS CAROS QUE SI SE IMPORTARAN, SEGÚN LA URSEA

El informe al que pudo acceder SALTO INFORMA indica que el precio de la nafta super está un peso más caro y el gasoil seis.

La desmonopolización de Ancap, una iniciativa del Poder Ejecutivo para intentar bajar el precio de los combustibles que era apoyada por el Partido Nacional pero no así por otros integrantes de la coalición como Cabildo Abierto y parte del Partido Colorado, finalmente fue quitado de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

El proyecto de ley para desmonopolizar el mercado de combustibles en Uruguay fue sustituido por otros artículos que provocan otros marcos para intentar bajar los precios. Entre estos otros artículos se definía que el Poder Ejecutivo iba a fijar los precios del combustible en base a dos informes que realizarán mensualmente la Ursea y Ancap. Además, un grupo de expertos está trabajando en el asunto junto a la Ursea para realizar un informe con la definición de cómo se podría llegar a la Precio de Paridad de Importación de Combustibles.

En concreto, la Ursea trabaja para fijar cuál es el precio en que se debería vender el combustible en Uruguay, en el caso de Ancap no tuviera el monopolio y se importaran los combustibles para la venta al público.

La Ursea presentó un primer informe al que pudo acceder SALTO INFORMA y concluyó que hoy los precios actuales son más caros que si se importaran. El texto especifica que el precio de la nafta super está un peso más caro y el gasoil seis con cuarenta.

En el desglose de los costos de importación se indica que el precio del litro de nafta super al llegar al puerto es de $17,54 y de $43,94 si se agregan las tasas e impuestos. Si además se suman los costos de comercialización de los minoristas, los fletes y el IVA llega a $53,59, cuando, actualmente, el precio de venta es de $54,95 ($1,37 más caro).

En el caso del gasoil, recurso mayoritariamente usado para la producción del agro, la diferencia es aún mayor. El precio de importación al llegar al puerto es de 16,93 pesos y sumando las tasas e impuestos y el fideicomiso del gasoil (impuesto por el decreto 347/006) el precio sería de 25 pesos. A eso se le suma los costos de comercialización de minoristas, el IVA y los fletes el precio sería de 34,02 pesos. El precio de venta al público actual es de 40,40 pesos (6,38 pesos más caro).

Finalmente, fuentes del Ministerio de Industria indicaron a nuestros colegas de Montevideo Portal que los precios de los combustibles no variarán hasta el próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *