DOLORES- HIZO FIESTA CLANDESTINA, LE DIJERON QUE LA TERMINARA Y LA CAMBIÓ DE SITIO. FUE CONDENADO

Ocurrió en Dolores. Cuando la policía le notificó que debía dar por terminada la fiesta, la “mudó” a la costanera.

En la noche del pasado viernes, la policía se en una finca de la calle 18 de Julio de la localidad de Dolores, donde se estaba desarrollando una concurrida fiesta. Según informara el medio sorianense Agesor, en el lugar se había instalado «un gazebo de grandes dimensiones». Había «luces de colores música alta y una importante cantidad de gente, la mayoría joven».

Los agentes individualizaron al organizador de la fiesta, identificado como G.C.O, de 25 años, y le informaron que, en virtud de la normativa vigente por la situación sanitaria, debía dar por finalizada la reunión. Sin embargo, el hombre «indicó en forma irónica que no iba a hacerlo, que ya había hecho otra la semana pasada y que no había pasado nada».

Los funcionarios informaron de la situación a la fiscal competente, María Sigona, quien dispuso que el sujeto fuera notificado nuevamente bajo firma sobre que debía cumplir con las medidas sanitarias y que a su vez se presentara el lunes ante la Fiscalía.

Sobre las 02.30 del sábado, los agentes comprobaron que la fiesta no se había disuelto sino trasladado. De acuerdo con la citada crónica, la reunión bailable había pasado a celebrarse en la zona de El Camoatí, en la costanera de la ciudad. Para ese entonces, en el sitio había unas cien personas, y G.C.O. seguía siendo el organizador.

En la tarde del sábado, la mencionada fiscal solicitó y obtuvo la formalización del individuo.

Posteriormente, y mediante proceso abreviado, G.C.O. fue condenad como autor penalmente responsable de un delito de desacato agravado, a la pena de 4 meses de prisión, a cumplir en régimen de libertad a prueba con medidas limitativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *