OCURRIÓ EL 18 DE MAYO DE 1811, UN AÑO MUY SIGNIFICATIVO PARA NUESTRA HISTORIA.

Denominación patriótica: Batalla de Las Piedras
Fecha y lugar: 18 de mayo de 1811. Las Piedras, en el actual departamento de Canelones 19 de abril de 1825.

Para comprender por qué conmemoramos cada 18 de mayo la batalla de Las Piedras, La Mochila te propone un recorrido cronológico a través del significativo año 1811. La cadena de sucesos en la que se contextualiza la batalla te ayudará a entender las razones que han llevado a los uruguayos a elegir este acontecimiento como esencial y merecedor de ser recordado por la historia nacional.

Descripción del acontecimiento:

Batalla en la que se enfrentaron las tropas patriotas al mando de José Artigas contra las tropas españolistas al mando del capitán José Posadas. Se considera que es la primera y una de las más importantes victorias orientales.

¿Qué pasaba ese año en Europa?

Napoleón Bonaparte había avanzado militarmente por muchos territorios, uno de ellos era España. En 1811, el flamante rey español Fernando VII, conocido también con el sobrenombre de “el Deseado», estaba preso por orden de Napoleón.
Estos acontecimientos tuvieron repercusiones en Hispanoamérica, que era parte del Imperio Español. A raíz de ellos, los gobiernos y líderes de América comenzaron a tener dudas sobre cómo actuar. ¿Qué debían hacer si su rey estaba preso?, se preguntaron. ¡No solo estaba preso, además, su lugar lo había ocupado un intruso francés!
En la zona del Río de la Plata, 1811 fue un año de luchas, de definir nuevos aliados y enemigos, y de incertidumbre, en el que cada día la marcha de los acontecimientos traería sorpresas para sus habitantes.

¿Y en estos pagos?

Buenos Aires era la capital del virreinato del Río de la Plata y estaba en rebelión contra las autoridades españolas radicadas en Montevideo. Mientras las autoridades de Montevideo querían mantenerse en el mando a pesar de que la corona española estaba en serios problemas, los bonaerenses pensaban distinto.
El 15 de febrero en Colonia, José Gervasio Artigas abandonó el cuerpo de Blandengues y se puso a disposición de Buenos Aires para luchar. Poco después, en abril, instaló su cuartel general en Mercedes.

El momento épico

Desde el pueblo de Mercedes comenzó un movimiento de líderes que se iría extendiendo por todos los pueblos de la campaña y que fue sumando victorias “patriotas” contra las fuerzas españolistas.
Las tropas patriotas divididas en varias columnas se movilizaron en dirección a Montevideo, Colonia y Maldonado y ganaron territorio desde las zonas más al norte y en dirección al sur. En ese avance hacia Montevideo, luego de varias victorias, tuvo lugar la batalla de Las Piedras que comenzó a las 11.30 y finalizó a las 16.00.
Fue un ataque central de infantería complementado por la caballería en los flancos y retaguardia.
Luego de la victoria, las fuerzas españolistas se replegaron “muros adentro” de la ciudad de Montevideo.

Perseguidores y perseguidos, el sitio de Montevideo

Desde el 20 de mayo hasta el 12 de octubre la ciudad de Montevideo, españolista, estuvo sitiada por el campamento al mando de Artigas junto con los refuerzos de las tropas de José Rondeau.
Unos estaban dentro de las murallas encerrados, pero protegidos por ellas; los otros, en los alrededores, sitiando la ciudad. Es decir, bordearon la fortaleza para poder tomarla, dejando acorralados a sus habitantes.
Pero había una zona que los sitiadores no podían controlar: el puerto de Montevideo y por lo tanto su salida al mar. ¡Ese era un punto importantísimo de contacto y abastecimiento de recursos!

Los portugueses y el armisticio de octubre

Elío había pedido ayuda a los portugueses, cuyas tropas avanzaron por el norte y el este tomando ciudades. De esta forma, apoyaban a los españoles sitiados en Montevideo. Ante esta situación, la Junta de Buenos Aires decidió firmar un armisticio con Montevideo, es decir, un tratado de paz. Acordaron un alto al fuego conveniente para las dos partes, pero para muchos orientales, entre ellos Artigas, el armisticio era una mala decisión de Buenos Aires.

Asambleas orientales

Las conocidas “asambleas orientales” han sido consideradas por historiadores a lo largo de muchos años como sucesos muy importantes que representaron la “voz del pueblo oriental”. Se las considera como los primeros pasos de una nación.
Las asambleas orientales ocurrieron el 10 de setiembre en la panadería de Vidal, el 10 de octubre en la Quinta de la Paraguaya y el 23 de octubre en Paso de la Arena.

El éxodo del pueblo oriental o la Redota

Luego del armisticio, Artigas y sus tropas se desplazaron hacia el norte, a medida que avanzaban se fueron incorporando miles de personas. A la marcha de los soldados se sumaron familias enteras con sus pertenencias, carretas y animales, dejando atrás sus hogares. En octubre, pasaron por Paso de la Arena y llegaron a Salto el 10 de diciembre. Les llevó hasta mediados de enero cruzar el río Uruguay. Allí acamparon por varios meses, hasta setiembre de 1812.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *