LA HISTORIA DE UN URUGUAYO QUE LLEGÓ A LO MÁS ALTO EN UN HISTÓRICO DIARIO DE EE. UU.

Se trata de Juan Rodríguez, un periodista que se formó y vive en Estados Unidos, que fue nombrado managing editor del New York Post.

Desde Estados Unidos llegan noticias muy importantes para un compatriota y colega. Se trata de Juan Rodríguez, un periodista que nació en Uruguay, pero que se formó y vive en Estados Unidos. En los últimos días fue ascendido a managing editor del New York Post. Este cargo es un «editor gerente» que se encarga de supervisar todos los aspectos de la redacción y de la publicación y de informarle directamente al editor en jefe o editor in chief.

Su editor en jefe (y el responsable máximo del diario), Stephen Lynch, le dedicó un mensaje muy especial: «Únase a mí para felicitar a Juan Rodríguez, quien asumirá el rol de editor jefe, imprimir y dirigir The Post. Juan nació en Montevideo, Uruguay, se mudó a la ciudad de Nueva York a los 10 años y se convirtió en el mejor niño de la ciudad, asistiendo a Francis Lewis High School y Queens College. Ahora vive en Williamsburg con su esposa Paola y su hija Oleana, de 5 años. Comenzó en The Post en 1997 y nos ha impresionado desde entonces. La única preocupación con su nuevo papel es que va a reducir su tiempo después de la gira de surf profesional (no me di cuenta de que era un deporte que realmente se podía ver). Sé que habrá muchos ‘papeles fuertes’ por venir», escribió.

Como dijimos antes, el diario donde trabaja Juan es el New York Post. Este es el decimotercer periódico más antiguo publicado en Estados Unidos y, de estos, el único que ha sido publicado diariamente y es uno de los 10 periódicos más importantes de los Estados Unidos.

En primer lugar, contó que él se fue de chico a Estados Unidos junto a su familia. Según dijo, sus padres ya habían vivido en Estados Unidos en los años 60′, estuvieron unos años más allí con sus hermanos mayores y regresaron a nuestro país cuando nació. Luego, en el 81′ volvieron a los Estados Unidos y desde entonces vive allí. «Yo tengo 49 años para 50 y he vivido cuatro quintos de mi vida en Estados Unidos, casi cuarenta años», contó.

Ya avanzando un poco en los años, estudió periodismo en la Universidad de Queen’s College en Nueva York y enseguida comenzó a trabajar. «Trabajé en un diario en Detroit, en una ciudad chica de Nueva York llamada Saratoga e hice una pasantía en Wall Street Journal en mi último año de la universidad. Ahí conocí mucha gente. Cuando estaba trabajando en Saratoga me llamaron para ver si quería venir a trabajar al New York Post, eso fue en el año 1997», narró.

En ese año comenzó a trabajar en la sección «business» siendo copy editor, lo que es conocido en nuestro país como un corrector en la sección de negocios.

«Ese fue mi primer laburo y fui subiendo. Pasé a noticias en general, fui editor nocturno y después pasé a ser asistente de managing editor (asistente del cargo que ocupa hoy en día). «Ahora la última promoción fue porque se retiró un veterano que estaba hace cuarenta años en el diario y yo era el asistente de él», contó el periodista uruguayo.

Consultado sobre cómo es su trabajo en medio de la pandemia, Juan relató que hoy en día un 99% de los empleados del diario trabaja desde su casa. Sin embargo, dijo que hay otros que tienen que ir a la empresa. «Los que trabajan en la imprenta tienen que ir porque no hay otra, aunque está muy automatizado todo porque hay robots que manejan los papeles, igual gente tiene que ir. Además, hay camioneros que reparten el diario y en la oficina quedaron algunos que atienden los teléfonos y atienden al público. Igualmente, la operación se hace casi toda remota desde la casa», narró.

Por último, fue consultado sobre cómo lleva la vida de familia en cuarentena. Este es un punto muy importante para él ya que en estos momentos se encuentra solo en Nueva York porque su familia quedó en nuestro país.

Él, junto a su esposa y su hija de cinco años viven en Nueva York, pero todos los años vienen a pasar una parte del verano en Uruguay. El problema fue que se volvió antes que su familia a país norteamericano a trabajar y ellas decidieron quedarse unos días más para aprovechar de los abuelos, el buen tiempo y las playas del balneario La Juanita.

«En ese momento ya había empezado la pandemia, pero no estaba al nivel que está ahora. Entonces yo volví y ella terminó postergando el vuelo unos días para quedarse más tiempo y al final de golpe se cerraron los aeropuertos, cancelaron los vuelos y se complicó todo. Ella quedó en Uruguay y yo quedé acá», contó el periodista uruguayo.

«Ella con mi hija allá y yo acá. Estamos día a día a ver cómo hacemos. Hay pocos vuelos y siempre tiene riesgos volar. Ellas están bien en Uruguay, se los extraña un montón, pero es la situación. Muchos otros están peor. Por lo menos, están en casa, la están pasando divino y pueden ver a sus abuelos», agregó finalmente Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *