ESTE ES EL PROTOCOLO QUE UTILIZARÁN LOS ORGANISMOS PÚBLICOS EN SU REAPERTURA

Entre otras cosas, los baños deberán limpiarse una vez por hora, habrá disponible alcohol en gel y será obligatorio ingresar con tapabocas.

En el marco de la nueva normalidad el gobierno buscará abrir la atención al público en las oficinas públicas. Este martes, el presidente y secretario general de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (Cofe), Martín Pereira y José Lorenzo López, convocaron a una conferencia de prensa este martes para dar a conocer que se llegó a un acuerdo con el gobierno sobre el protocolo sanitario para las oficinas públicas.

Unas horas más tarde el gobierno dio a conocer el protocolo final con el que contarán las oficinas públicas y que deberán cumplir para evitar los contagios y mantener la seguridad sanitaria.

En primer lugar, el texto indica que en caso de que un funcionario de cualquier oficina diera positivo de Covid-19 se cerrará inmediatamente el lugar de trabajo hasta que se proceda a la desinfección y el Ministerio de Salud Pública autorice su reapertura.

Para que la atención presencial retorne de manera normal se deberá evitar toda aglomeración de personas para lo cual, siempre que el servicio lo permita, deberá implementarse regímenes especiales de atención al público u horarios de trabajo. En este sentido, el protocolo indica que, dentro de oficinas y lugares cerrados, se deberá mantener siempre una distancia máxima de dos metros entre posiciones de trabajo, ventilar los ambientes de manera regular y usar tapabocas todo el tiempo. En este sentido, agrega que el espacio por cada dos trabajadores debe ser de 10mt2, salvo que exista separación física dentro de la sala.

Con respecto a los baños y vestuarios el protocolo dice que se deberá reforzar especialmente la higienización. Al menos se deberá limpiar regularmente al menos una vez por hora. «La desinfección deberá ser total en cada ocasión. Si el gabinete higiénico es de alto tránsito, su limpieza deberá ser más frecuente», indica el texto.

«En la atención al público se deberán adoptar medidas para la seguridad de los funcionarios y de las personas consultantes. Se exigirá el uso obligatorio de tapaboca para los usuarios y público en general que concurren de forma presencial. Se deberá considerar la utilización de barreras físicas según las características de las tareas (ej. mamparas de materiales transparentes o protección facial, cintas separadoras para establecer la distancia, comunicación visual en el piso en lugares donde se realizan filas)», agrega el protocolo.

En otros asuntos, las mujeres embarazadas, las personas mayores de 65 años y aquellas personas menores a esa edad susceptibles por tener patologías o comorbilidades quedan eximidas de tareas presenciales y se le asignarán tareas en modalidad de teletrabajo, en actividades individuales y las reuniones se darán por medios electrónicos.

En las distintas oficinas habrá disponible para todo el público alcohol en gel y cada persona que ingrese al recinto debe frotarse las manos con alcohol en gel. «Las dependencias proveerán tapabocas u otros elementos de seguridad para aquellos funcionarios cuya tarea implique un contacto con terceros que eleve su riesgo, según las tareas que deban desempeñar», reza el texto.

Por otra parte, se mantiene la norma para aquellos trabajadores que regresen a Uruguay tras visitar o estado en tránsito en los países de riesgo, según la lista actualizada del Ministerio de Salud Pública y del Sistema Nacional de Emergencia, no podrán regresar a su trabajo hasta completar el período de cuarentena o haber sido descartada la enfermedad. «En caso de que su viaje no haya sido ordenado por la propia administración, el funcionario mientras esté sin poder concurrir podrá solicitar licencia reglamentaria», añade el protocolo.

 

Protocolo Trabajadores Públ…

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *