CONTINÚA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL PRESUNTO ABUSO POLICIAL EN MALVÍN NORTE

La Institución Nacional de Derechos Humanos espera una respuesta del Ministerio del Interior y analiza los videos de los vecinos.

Continúa la investigación liderada por la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) acerca del presunto caso de abuso policial ocurrido semanas atrás en el barrio Malvín Norte, que fuera denunciado por vecinos y organizaciones sociales.

Nuestros colegas de Montevideo Portal consultaron al director de la INDDHH Juan Faroppa, quien confirmó que se sigue estudiando la denuncia que presentó un grupo de vecinos referida a un operativo policial que habría incluido irregularidades por parte de la Policía.

El hecho en estudio ocurrió el domingo 12 de abril, cuando a través de las redes sociales se divulgaron fotos y videos de los serios incidentes que se produjeron en Malvín Norte entre algunos vecinos del barrio, la Policía y la Guardia Republicana.

El siguiente martes, la cuenta en Facebook de la olla popular que se realiza en la calle Emilio Boix y Merino emitió una declaración «de parte de los vecinos y vecinas» del barrio La Bombonera, en Malvín Norte.

«Queremos contarle a la sociedad uruguaya lo acontecido en estos últimos días en nuestro querido barrio. Entendemos que los relatos de la Guardia Republicana y la prensa oficial son unilaterales y no se ajustan a lo realmente acontecido», comienzan.

El viernes 10, cuentan, un grupo de vecinos realizaba la olla popular en el barrio «cuando se dieron enfrentamientos entre la Guardia Republicana y algunos individuos de la zona». «Según la Policía, el operativo tenía el objetivo de encontrar vehículos hurtados. Proyectiles y piedras fueron intercambiados durante un tiempo prolongado. Desconocemos quién comenzó las provocaciones», detallan.

El domingo 12, la Republicana «invadió» el barrio pasado el mediodía, «supuestamente en la misma búsqueda del viernes». «Misma situación, no tan prolongada. Alrededor de las 18.30 cuando los niños terminaban de tomar la merienda compartida en la esquina de Menorca y calle 2, la Guardia Republicana acompañada de la Policía Nacional regresó al barrio», relatan.

Cuentan que desde encima de una furgoneta, un policía se dirigió a un vecino que pasaba: «¿Qué mirás, mugriento de mierda?», le dijo. «Mugriento sos vos, gil», le respondió el hombre.

Eso fue el «detonante» de lo que sucedió luego, dijeron los vecinos. A partir de allí la Policía habría golpeado brutalmente con cachiporras y luego habría disparado con proyectiles de goma. Según dicen, en la zona había niños, niñas y jóvenes, una mujer con un niño en brazos y una muchacha embarazada.

Según detallan, en los alrededores se encontraron decenas de cartuchos de escopeta 12/70 mm con balines de goma y dos casquillos de 9mm.

«Ya cayendo la noche, la Guardia Republicana regresó con refuerzos y en los videos se puede apreciar nítidamente los repetidos disparos con pistolas automáticas. Según los vecinos, «apenas caían los cartuchos y casquillos al suelo, los efectivos policiales los recogían y guardaban».

El día lunes, cuando realizaban la olla popular, llegaron efectivos de la Guardia Republicana, ahora junto al grupo GEO, «esta vez con una estructura exageradamente mayor y con una presencia realmente atemorizante».

Es el episodio del día domingo el que está en análisis de la INDDHH, que tiene en su poder diversos videos. Los vecinos aseguran que dichos registros confirman el uso de munición letal por parte de la Policía.

Ahora, la INDDHH espera una respuesta del Ministerio del Interior ante la información que se pidió, que aún está en plazo para presentarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *