¿EL LÍDER DE LOS CUINIS PODRÍA QUEDAR LIBRE EN URUGUAY? LARRAÑAGA NO LO CREE ASÍ

“No creo que esa hipótesis se dé”, dijo el ministro sobre la posible liberación del narco González Valencia, a raíz de complicaciones judiciales de su extradición.

El narcotraficante mexicano Gerardo González Valencia, recientemente trasladado de lugar de reclusión debido a temor por su fuga, espera desde hace tres años su extradición a Estados Unidos.

El líder del cártel de Los Cuinis fue detenido en 2016 en Punta del Este y en 2017 Uruguay aceptó el pedido de extradición.

La sentencia de 2017 indicaba que Estados Unidos debía asegurar que no se juzgará ni condenará a González Valencia por delitos distintos a los que se refiere la solicitud de extradición. También se señalaba que en caso de que Gerardo Gonzalez Valencia resulte condenado en el proceso penal, no se le impondrá pena de muerte ni pena de prisión perpetua.

Algunos de estos puntos son los que generaron discrepancias entre los dos países, informó el semanario Búsqueda esta mañana, derivando en una apelación que puede hacer peligrar la extradición.

Según dijeron a Búsqueda fuentes judiciales, Estados Unidos informó a Uruguay que aunque se compromete a no juzgar a González Valencia de nuevo por los mismos hechos ni imponerle una pena de muerte, entiende que el tratado de extradición entre ambos países no le exige no aplicar la prisión perpetua.

Para la Fiscalía de Crimen Organizado este argumento de EEUU es admisible (estrictamente el tratado no menciona la cadena perpetua), y la jueza del caso, Adriana Chamsarián, hizo lugar a la extradición bajo los nuevos términos.

La defensa del mexicano, sin embargo, presentó un recurso de apelación contra esta decisión, en el entendido de que ya existe una sentencia de la Justicia que es clara respecto a las condiciones de la extradición.

Ahora, la jueza debe analizar si cambia de postura o si deja el caso en manos del Tribunal de Apelaciones. Según Búsqueda, si la sede de segunda instancia hace lugar al reclamo de la defensa, el mexicano deberá ser liberado porque ya cumplió en prisión tiempo suficiente para el delito imputado en Uruguay (lavado de activos).

Esta mañana, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, fue consultado al respecto por Informativo Carve. «Eso está en la órbita del Tribunal de Apelaciones, es la últimas de sus instancias. Hubo diferencias en cuanto a la aplicación del tratado de extradición entre EEUU y Uruguay, y la defensa en un Estado de Derecho tiene todos los instrumentos para recurrir», señaló el ministro.

«Con toda franqueza, yo no creo que esa hipótesis se dé», dijo sobre su posible liberación. «Veremos en consecuencia qué pasa, pero tenemos confianza en que se pueda concretar. Hemos adoptado las medidas de seguridad en el marco legal. Hemos tenido una situación de sospecha y por lo tanto cambiamos el lugar. Adoptamos medidas de seguridad importantes», consideró Larrañaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *