PERRO ROKO «FUE ENTRENADO PARA MATAR OVEJAS», ASEGURAN LOS DUEÑOS DE LOS ANIMALES

«Porque le gritaron en la oreja, la Justicia se equivocó», afirmaron los propietarios, en relación al caso del animal liberado ayer luego de que su dueña se encadenara en la Fiscalía.

El caso de Roko, el perro de Flores «detenido» por la Policía, tuvo mucha repercusión mediática esta semana, luego de que su dueña se encadenara en la seccional 1ª de Trinidad.

El can había sido incautado por la Policía debido a la sospecha de que era usado para matar ovejas.

El animal fue liberado este martes y ya está en su casa con Vanesa Coria, su dueña, que dijo a Montevideo Portal que era «imposible» que su perro se haya escapado de su hogar y que haya matado a esas ovejas. Según su versión, Roko fue hurtado de su domicilio.

Para lograr la liberación del animal debió comprometerse ante la fiscal a «hacerse cargo» del valor de la oveja que presuntamente fue muerta por el perro. De todos modos, la mujer insiste en que no hay pruebas que vinculen al animal y reclama que se encuentre a los hombres vistos en el lugar.

De acuerdo a la información de la Fiscalía, los hombres huyeron abandonando un bolso con una oveja dentro y el perro -que luego atacó otras ovejas- quedó allí.

Pese al pedido de varias organizaciones animalistas para que se liberara al perro, afectados por el abigeato en el departamento protestaron la decisión de la Fiscalía y aseguraron que el animal fue entrenado para matar ovejas.

La dueña de las ovejas muertas señaló a través de las redes que luego de varios meses de vigilancia de la Policía (a raíz de los repetidos casos de abigeato que sufría la familia) se pudo interceptar a «a dos delincuentes que usando la habilidad de un perro pitbull al que adiestraron para agarrar ovejas, habían degollado una y se llevaban la carne».

«Por desgracia nuestra y suerte de los malvivientes lograron fugarse, pero dejaron ahí al pobre animal al que enseñaron. No lo matamos. La Policía lo incautó. Y hoy la Justicia devolvió al animal a sus dueños», agregó.

«En ésta, y porque le gritaron en la oreja, la Justicia se equivocó. Y lo lamentamos. Y mucho», señaló la persona damnificada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.