VOLVIÓ A LAS COSTAS URUGUAYAS FRED EL GENTIL, EL ELEFANTE MARINO QUE NOS VISITA CADA TANTO

Es la cuarta vez que este elefante marino austral llega a las costas de Canelones, donde fue monitoreado en más de una ocasión.

Fred el Gentil es el nombre que los veterinarios brasileños del centro de rescate IPRA eligieron para bautizar un elefante marino macho (Mirounga leonina) que aparece con frecuencia en las costas uruguayas. El nombre fue adoptado luego por Richard Tesore, responsable del centro SOS Rescate Fauna Marina (Punta Colorada) y los demás uruguayos que se han topado con Fred.

Tras sus apariciones en los balnearios Jaureguiberry, Biarritz y Las Vegas, Fred hizo su cuarta aparición en las costas de Canelones, según contó a Montevideo Portal Antonio Ripoll, de UrugWild, que le sacó una serie de fotografías. Este macho subadulto de elefante marino austral también fue filmado por el propio Richard Tesore.

Ripoll prefiere mantener en reserva el nombre exacto donde apareció el animal, para evitar que sea perturbado y pueda descansar con tranquilidad antes de volver al agua. Explicó que con respecto a su última visita aumentó de peso, como era esperable.

En su última aparición en nuestras costas, a comienzos de mayo, el doctor Martín Lima, docente de la Facultad de Veterinaria, comentó a Montevideo Portal que es muy común que estos animales salgan a realizar su muda de piel y luego regresen al mar por sus propios medios. Ya había sido evaluado por el equipo de trabajo de Facultad de Veterinaria. Se recomienda en estos casos no perturbar al animal dejando que cumpla con su ciclo biológico natural.

Los elefantes marinos tienen un dimorfismo sexual muy marcado. Los machos son entre cuatro y cinco veces más grandes que las hembras y cuentan con una probóscide marcada. Son excelentes buceadores y alcanzan los 800 metros de profundidad.

Mudan la piel en parches, y cuando lo hacen permanece en tierra, realizando ayuno. Son visitantes ocasionales de Uruguay, donde se los ve con más frecuencia en Maldonado, Rocha y también Montevideo, aunque han llegado a incursionar en el río Uruguay hasta el departamento de Salto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.