GARCÍA PINTOS LLAMARÁ AL BROU PARA «DEVOLVER TODO, LO CUESTIONADO Y LO NO CUESTIONADO»

El ex director del BROU dijo que es «cartón ligador» porque quieren ensuciar a Lacalle Herrera «para pegarle al hijo». El banco aun no resolvió si hará la suma de los gastos, como pide García Pintos.

El ex director del Banco República Pablo García Pintos, criticado por el uso que dio a la tarjeta corporativa durante su gestión, aseguró que apuntaron a él para enchastrar a Luis Alberto Lacalle Herrera y, por extensión, a su hijo, el senador Luis Lacalle Pou.

García Pintos, que la semana pasada generara controversia al confesar que usó dinero del BROU para contribuir al Partido Nacional, realizó nuevas declaraciones en entrevista con Emiliano Cotelo, en el programa En Perspectiva (Radiomundo).

Allí, el periodista le preguntó sobre las críticas de sus compañeros de partido y las dudas que plantearon sobre sus declaraciones.

En primer lugar, dijo que tomó la decisión de renunciar porque vio que sus declaraciones «habían impactado seriamente en las estructuras del partido». Si bien la renuncia carece de objeto porque no está vinculado desde hace ocho años a ningún organismo, dijo, quiso hacerlo porque «ayudaba a descomprimir la situación de nerviosismo en algunos dirigentes».

Sin embargo, comentó que «los dichos públicos de algunos de los dirigentes del PN no coinciden con sus dichos privados». «Forma parte del juego político, lo entiendo», agregó.

Además, negó que haya realizado estas declaraciones por ser una persona mayor y no encontrarse totalmente lúcido, como sugirieron integrantes del Partido Nacional. «Agradezco que se preocupen por mi salud, que tuvo infinitos y graves tropiezos en los últimos años. A pesar de eso, hoy me siento bien», dijo.

Contó que cuando atendió la llamada de Informativo Sarandí, en la que realizó las declaraciones polémicas, «se estaba levantando y había pasado una mala noche con pastillas». «No hice otra cosa que tratar de recordar y decir la verdad. No me desdigo porque actué en su momento bajo una especie de discrecionalidad. Antes no estaba regulado el tema de la tarjeta», contó.

Aclaró que su accionar «no era secreto, clandestino ni por debajo de la mesa». «Si yo sacaba la misma plata todos los meses era porque tenía un fin específico. Así fue durante un año y medio. Alguna motivación tenía», dijo, en alusión a la plata que extraía del BROU para pagarle al Partido Nacional, y que estaba por fuera de su sueldo. Dijo no tener idea si otros integrantes del directorio retiraban dinero en efectivo para pagar cuotas del partido.

No te olvides del pago

García Pintos aclaró que hoy lunes llamará a la gerente general del BROU. «Le diré cuánto debo por gastos cuestionados o no, como si no tuviera tarjeta corporativa y lo pagaré y se acabó para mí la controversia. Será cuánto es y se paga», dijo.

Aclaró que cuando dijo que el PN comenzó a cobrar más dinero (lo que fue negado por el Partido Nacional) se refería a que la cuota subía porque los sueldos subían. «Mi único ingreso, con el estudio devastado, era el sueldo de director», comentó.

«Yo razonaba que tenía derecho a sacar dinero en efectivo, y así como se pagaban otras cosas podía pagarlo», contó a En Perspectiva.

Insistió en que devolverá «lo cuestionado y lo no cuestionado». «Todo, como si no tuviera tarjeta. Eso es lo que voy a pedir a la gerente general para que diga cuánto debo. No tengo la menor idea cuánto es el monto total pero voy a pagar todo», reiteró.

Montevideo Portal consultó a la gerente general del BROU, Mariela Espino, que dijo que García Pintos todavía no se comunicó con ella. Preguntada sobre si el banco está dispuesto a hacer la suma de los gastos y cobrarlo al ex director, manifestó: «Tendremos que verlo».

Para García Pintos, el tema es polémico hoy en día porque «los criterios de la sociedad cambiaron», pero que el uso de la tarjeta «por entonces era discrecional».

Con respecto a algunas de las compras que hizo, contó que muchas veces lo invitaban a casamientos en virtud de su relación laboral -no se trataba de amigos- y que en esos casos compraba regalos con la tarjeta del BROU.

«A la luz de hoy en día puede no ser lógico», dijo García Pintos. «Es gente que a uno lo invita a la fiesta y no tiene ninguna vinculación más que como cliente del banco. Yo supongo que todos procedían así», respondió.

Contó que no sabe si votará al Partido Nacional en las próximas elecciones Dijo que no concurrirá a la comisión de ética porque eso sería para saber qué harán con él en el futuro. «En el presente no me pueden echar de ningún lado. ¿Qué van a hacer? ¿No me van a votar honras fúnebres? Y bueno, ya estoy muerto. ¿No van a mi sepelio? Y bueno, algunos no irán», refexionó.

«Yo entiendo que debe reaccionar así gente conocida que luego me da un abrazo. Soy un cartón ligador por el solo hecho de haberme dedicado al partido tantos años. No me chupo el dedo, le quieren pegar al doctor Lacalle para pegarle al hijo», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *