ESCUCHÓ RUIDOS Y ERA QUE LE ESTABAN ROBANDO

Personal policial concurrió a una casa en calle CÓRDOBA al 300, por haberse producido un hurto en el interior de finca. En el lugar denunció una mujer mayor, que se encontraba descansando en su domicilio, escuchando ruidos en una de las habitaciones, al concurrir visualiza una ventana abierta, constatando la falta de una notebook, marca Toshiba, color negra, 1000 pesos uruguayos, una matera color marrón de cuero, un termo de aluminio, marca Aladin, un mate de madera con incrustaciones en oro y plata y una bombilla de acero inoxidable.

Investiga Seccional Segunda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.