Sirios levantaron campamento a la espera de una salida

sirios_torre_ejecutiva_afp2Cinco familias de refugiados sirios que acampaban con todas sus pertenencias frente a la Torre Ejecutiva desde el lunes, abandonaron ayer Plaza Independencia luego de alcanzar un acuerdo con el gobierno al lograr que se analice caso a caso su situación para que puedan abandonar el país, como están solicitando.

Los sirios que llegaron en el gobierno del presidente José Mujica escapando del horror de una guerra civil, no se adaptaron a la sociedad uruguaya. «Uruguay es caro» e «inseguro», advirtieron. Hasta ahora, las familias pedían volver al Líbano, pero estas gestiones fracasaron.

A la salida de su encuentro con la directiva de la Asociación Rural del Uruguay, en el marco de la Expo Prado 2015, el presidente Tabaré Vázquez se refirió ayer a esta problemática que heredó del anterior gobierno.

«Uruguay no les prohíbe a los sirios salir, pero hay que ver qué país los recibe», aseguró el presidente y luego añadió que el Poder Ejecutivo hizo gestiones en un intento por cumplir con sus pedidos pero fueron infructuosas.

«El gobierno estableció contactos con el Líbano para saber si podían recibir a los refugiados sirios y dijeron que no», aseguró Vázquez en rueda de prensa. La principal problemática para el gobierno es que no puede gestionar el tránsito de las familias en los puestos de migraciones de los diferentes países a los que tienen que ir para poder llegar finalmente a Siria.

Ayer, a última hora, y después de mantener una reunión con el secretario de Derechos Humanos de la Presidencia, Javier Miranda, los sirios decidieron levantar su campamento en Plaza Independencia. En el encuentro, el gobierno les anunció que recibirá a cada una de las familias para tratar de solucionar su salida del país. Anoche la pasaron en el Centro Islámico.

En el gobierno entienden que el objetivo principal de las familias sirias es llegar a su país natal para luego emigrar nuevamente a Alemania, que está recibiendo a miles de personas en la misma situación.

En tanto, Mujica dijo el miércoles al programa Código País que pidió que le trajeran campesinos y «trajeron clase media, relativamente acomodada». «Si se les mira las manos se da cuenta que no son laburantes. No tienen la culpa; no es ningún pecado», acotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *