Que no haya otra

Vestidas de negro y con pancartas repudiando el crimen de Rita, una mujer víctima de la violencia de género que falleció tras ser atacada brutalmente por su pareja, excompañeras de trabajo, familiares y amigos marcharon desde el Hospital, donde trabajaba y bajaron calle Uruguay por el centro de la ciudad, exigiendo que este tipo de delitos no sean olvidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *