POR VEZ PRIMERA EN LA PANDEMIA, UNA PERSONA FUE IMPUTADA POR ORGANIZAR FIESTA CLANDESTINA

Ocurrió en la localidad canaria de Atlántida. El responsable fue condenado a 12 meses en libertad vigilada.

El pasado fin de semana, efectivos de la seccional 17 de Atlántida concurrieron a una casa ubicada en calle 14 y Avenida Pinares, donde se estaba desarrollando una fiesta con aglomeración de personas y música con un volumen alto.

Según informara entonces la Jefatura de Policía de Canelones, los agentes dialogaron con un joven de 25 años, quien aseguró que se estaba celebrando un cumpleaños con unos treinta participantes. Los policías le comunicaron que debía atenerse al cumplimiento de las disposiciones sanitarias vigentes, siendo invitado a concurrir a la Unidad.

Unas horas más tarde, concurre al lugar personal del Cuerpo Inspectivo de la Intendencia de Canelones junto a efectivos policiales, donde se constató la presencia de 150 personas, procediéndose a levantar acta de Espectáculos Públicos y se notificó de la emergencia sanitaria.

El caso quedó en manos de la fiscal Mira Busich, quien le imputó al organizador un delito de desacato especialmente agravado, entendiendo luego que fue intimado a suspender la fiesta y siguiera adelante.

La intimación la hicieron policías e inspectores de la Intendencia de Canelones en dos oportunidades durante la noche, dijo la fiscal al noticiero Subrayado.

El domingo la fiscal solicitó al juez de turno la detención de los dos organizadores de la fiesta, lo que se concretó este martes.

Uno de los organizadores aceptó los hechos y en un juicio abreviado fue condenado a 12 meses de prisión, que se sustituye por libertad vigilada, y con seis meses de trabajo comunitario.

Este miércoles declara el segundo organizador de la fiesta y puede recibir la misma imputación.

Powered by Facebook Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *