CAROLINA COSSE CONSIDERA QUE MANINI PEDIRÁ SU DESAFUERO “SI ES UN HOMBRE DE PALABRA”

La causa que involucra a Manini en el caso de las actas del Tribunal de Honor pende de un hilo por plazos parlamentarios.

En noviembre de 2019, luego de que Guido Manini Ríos fuera electo senador, el fiscal Rodrigo Morosoli solicitó el desafuero del senador electo para poder juzgarlo por las confesiones que hizo, en un Tribunal de Honor Militar, el torturador José Nino Gavazzo sobre la muerte de Roberto Gomensoro.

El fiscal Rodrigo Morosoli entendió que Manini Ríos omitió informar a sus superiores del Poder Ejecutivo y a la Justicia que Gavazzo había confesado haber arrojado al río Negro a Gomensoro, militante tupamaro desaparecido en 1973, poco antes del golpe de Estado.

La jueza Marcela Vargas, a pedido del fiscal, elevó la solicitud de desafuero a la Suprema Corte de Justicia, que a su vez la elevó al Parlamento.

Todo esto se hizo durante la legislatura anterior, cuando Manini logró los fueros una vez electo. Sin embargo, cuando iniciara esta legislatura estaba previsto que se votara el desafuero para que el excomandante en jefe del Ejército fuera juzgado ante la Justicia.

El artículo 144 de la Constitución indica que «ningún senador o representante, desde el día de su elección hasta el de su cese, podrá ser acusado criminalmente, ni aun por delitos comunes que no sean de los detallados en el artículo 93, sino ante su respectiva cámara, la cual, por dos tercios de votos del total de sus componentes, resolverá si hay lugar a la formación de causa, y, en caso afirmativo, lo declarará suspendido en sus funciones y quedará a disposición del Tribunal competente».

Este viernes, tras una información publicada por el diario El Observador, se supo que el desafuero de Manini Ríos pende de un hilo. La nueva legislatura comenzó el 15 de febrero. Ese día, los asuntos pendientes de la legislatura anterior fueron archivados por normativa.

Solo mediante una votación esos asuntos pueden desarchivarse, pero esa votación debe darse en los primeros dos meses, plazo que venció el pasado 15 de abril.

Legisladores consultados por el matutino señalan que el tema debía tratarse en la comisión de Constitución del Senado, la que todavía no pudo reunirse debido a la emergencia sanitaria. De hecho, desde que se declaró la emergencia el Parlamento tiene un funcionamiento muy particular.

Hay quienes entienden que la Justicia debería volver a cursar un pedido de desafuero para tratar el tema. Sin embargo, el asunto tiene una vuelta más. En una entrevista publicada por el diario La República el pasado 14 de febrero, Manini dijo que él mismo pediría al Senado que vote su desafuero para declarar ante la Justicia.

En aquella instancia, Manini dijo que quería declarar ante la Justicia para demostrar que su causa formaba parte de una «operación política». Sin embargo, nunca pidió su desafuero.

A todo esto, la senadora frenteamplista Carolina Cosse publicó en su cuenta de Twitter un mensaje sobre este tema y dijo que si Manini «es un hombre de palabra» pedirá su desafuero.

«Si es un hombre de palabra, solo habría que preguntarle en qué fecha presentará él mismo su desafuero», dijo Cosse.

«La legislatura anterior no hubiera sido lógico que tratara el tema, pues no estaba ni Manini ni su partido. Es tema de esta legislatura», agregó en referencia a los plazos.

Powered by Facebook Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *