CONTINÚA LA TRANSICIÓN DE GOBIERNO: PRIMERA REUNIÓN ENTRE TOPOLANSKY Y ARGIMÓN

Lucía Topolansky consideró que la transición del Senado es “más sencilla y aburrida” y que no recuerda una “con tanto glamur”.

La vicepresidenta, Lucía Topolansky, y la vicepresidenta electa, Beatriz Argimón, se reunieron en la tarde de este martes para el segundo día de transición, pero sobre todo para explicar la futura dirección del Senado y para brindarle información a la vicepresidente que vendrá para presidir.

La vicepresidenta electa por el Partido Nacional hizo énfasis en la necesidad de mejorar la calidad de las técnicas legislativas y que esto sea un tema de «cuidado permanente». «Priorizar» lo que se quiera decir y con el «cuidado» de lo que se tenga que decir.

Consultada sobre qué medidas tomará dentro de los diferentes organismos de gobierno para seguir desarrollando políticas de austeridad, Argimón contestó que todavía no leyeron los documentos que fueron brindados y que se llevan información de «todas las áreas» y del presupuesto para determinar finalmente donde se harán las reducciones. «Estamos poniendo todo encima de la mesa para ver donde vamos a hacer los recortes, no hay anda dispuesto. Recién nos sentamos con el material y vamos a trabajarlo a la brevedad», sostuvo.

Además, el Palacio Legislativo cumple 100 años de existencia y se harán algunas modificaciones y por lo tanto se tendrá que invertir dinero allí.

Argimón se pronunció al respecto y dijo que las administraciones continúan más allá del cambio de gobierno y siguen avanzando en el tema. «Y el aniversario de este poder (en referencia al Poder Legislativo) que nos representa y todos queremos, tiene algunos aspectos de cuidado y mejora. Ya se ha trabajado algunas líneas, hay ahorro que las propias cámaras han hecho y todo eso va a seguir de acuerdo de los planes de la coalición que ha trabajado», indicó.

Por su parte, la actual vicepresidenta, también dialogó con los medios, pero se habló de varios temas más que Argimón. Consultada por la reunión que mantuvo este martes, Topolansky dijo que se le dieron algunas instrucciones del Senado y Asamblea General porque en otros organismos como la Cámara de Diputados es «algo aparte».

Además, agregó que se le entregó varias hojas de impresión, más un libro con la historia de los 100 años del Palacio Legislativo. «Acá es muy sencillo. Es casi aburrido la transición, no sé si alguna vez se había hecho. Yo no recuerdo ninguna con este glamur», agregó entre sonrisas Topolansky.

Consultada sobre la idea de Argimón de mejorar la técnica legislativa de los que integren el Parlamento, Topolansky le quitó importancia. «Eso se dijo de 100 sesiones lo vi 99, eso es todo opinable porque el derecho no es una ciencia. Tiene muchos libros. Porque hubo votaciones no unánimes en la Suprema Corte, discusiones hay, a mí no me preocupa en lo más mínimo. Pasó en todas las legislaturas», agregó.

Consultada por los dichos del presidente electo, Luis Lacalle Pou, quién aseguró que el gobierno tomaba una decisión desleal, Topolansky invitó a Lacalle a recordar un episodio, cuando el Frente Amplio iba a gobernar en la Intendencia de Montevideo luego de varios años de mandato colorado.

«Que haga un poquito de memoria. Cuando nosotros entramos a la Intendencia después de mil años de mandato colorado pedimos que no suban el boleto y nos dijeron nones. Son cuestiones de la política», indicó Topolansky.

Por último, fue consultada por un periodista sobre «el cambio de chip» que tendrá que hacer el Frente Amplio, ya que luego de varios años pasará a ser oposición luego de estar en el gobierno varios años. Topolansky aseguró: «15 años es un suspiro en la historia al lado de los 93 del Partido Colorado. 60 años de mi vida tuve que vivir con gobiernos que no era del FA. Si tendremos experiencia de oposición», aseguró.

Además, sobre el tipo de oposición que tendrá el Frente Amplio. Topolansky contestó esta pregunta con una historia del senado en el gobierno de Batlle. Según explicó se estaba desarrollando una sesión en donde se votaba el presupuesto del gobierno de Batlle donde necesitaban los votos rápidamente y ya eran las dos de la madrugada. «Nosotros nos borramos y se aprobó un proyecto de ley con más de 400 artículos sin revisar. Fue un gran gesto político, imagínense si el gallinero estaba como está ahora. Somos serios», acotó.

Powered by Facebook Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *