MUJICA: “EN ALGÚN MOMENTO A LAS VACAS SAGRADAS HAY QUE CARNEARLAS”

Se desmarcó de versiones sobre distanciamientos entre dirigencia y Martínez. “Cada vez que nos pidieron estar, estuvimos”.

«Creo que el Uruguay tiene sus características propias, es un país suavemente ondulado. Nunca se queda quieto, pero tampoco se va a los extremos». Así reflexionaba José Mujica esta mañana durante una entrevista con Informativo Sarandí, interrogado acerca de los temores de algunas personas, quienes consideran que un triunfo opositor podría llevar a nuestro país a una crisis como la que atraviesa Argentina.

Más allá de las peculiaridades uruguayas, la «grieta» es una preocupación para ele ex mandatario y electo senador, y puso como ejemplo el acto de cierre de campaña del Frente Amplio en Florida.

«Le piden el parque a la Intendencia de Florida y lo niega porque allí no se pueden poner símbolos políticos. Desde luego que no se puede, como tampoco se puede en la Plaza Independencia (de Montevideo) , pero que nos deje hacer actos políticos, que se van, parece una cosa extrema. Aparecen actitudes fanáticas de un lado y otro, y creo que hacen mal», consideró.

Consultado acerca de un eventual distanciamiento entre el candidato Daniel Martínez y los líderes de la «vieja guardia» del Frente Amplio, Mujica aseguró que «si (Martínez) estuvo solo fue por sus convicciones. Yo he salido a chancletear para juntarle votos todo lo que he podido, porque era mi deber. Cada vez que nos pidieron estar, estuvimos. Ahora, si no nos pidieron, no estuvimos, obvio. Donde a uno no lo invitan no es diplomático ir», aseguró.

«En algún momento a las vacas sagradas hay que carnearlas, porque están viejas. Eso lo sabe cualquier tambero», añadió.

Posteriormente, hizo referencia a otras declaraciones suyas publicadas este jueves por el semanario Búsqueda, donde manifiesta el temor de que una eventual derrota electoral pudiera generar divisiones en el Frente Amplio.

«Eventualmente, las derrotas son como la culpa: no las quiere nadie. Se empiezan a pasar facturas y eso solo sirve para destrozarse, se pierde objetividad», manifestó el político, quien opinó que ese tipo de consecuencias se explican por «un vicio de las izquierdas» que «dan un valor preponderante a las ideas, mientras que las derechas lo hacen con los intereses».

Entrevista adelante, Mujica fue consultado acerca del crecimiento de Cabildo Abierto, y sobre si ve con preocupación dicho fenómeno.

«Me preocupa porque (Manini Ríos) se está perdiendo una oportunidad magnífica. Creo que el señor Manini es inteligente y tiene una estrategia, pero tiene también un matiz muy conservador que le está ganando la partida», opinó

«Está perdiendo la oportunidad de ser un puente en la historia nacional», insistió Mujica, detallando que eso sucede al adoptar Manini «una posición definida, con lo que pierde la posibilidad de ser un puente neutral que hoy apoya a uno y mañana al otro pero manteniendo equidistancia, y dándole una mano el país, para que las mitades en que está dibujado no sean un fractura, y además contribuir históricamente a ir labrando una imagen de conciliación con las fuerzas armadas del futuro».

«Hay una deuda ahí que no se ha laudado», expresó Mujica, considerando que «si apareciera un milico de categoría que planteara otra cosa que no sea la rispidez, ayudaría a mejorar ese entendimiento hacia el futuro».

Sin embargo, para Mujica estas oportunidades se ven malograda porque «al general le ganó el partido la pata del viejo Partido Colorado conservador, no batllista. Se dejó rodear de un esqueleto excesivamente reaccionario, pero es algo que está en proceso. Con el tiempo veremos las patas de la sota», sostuvo.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *