MONTEVIDEO- POLICÍA EVITÓ CASUALMENTE EL SECUESTRO DE UNA PERSONA, TESTIGO DE UN HOMICIDIO

El agente recibió un disparo en el pecho, pero su chaleco antibalas le salvó la vida. El incidente ocurrió en el Cerro de Montevideo.

En base a fuentes de la investigación, los hechos sucedieron en Juan Medina y Felipe García, en el Cerro de Montevideo.

Los datos primarios dan cuenta que se trata de un «investigación compleja», ya que no está claro exactamente qué fue lo que sucedió.

Una fuente policial aclaró que dos agentes realizaban tareas de patrulla cuando fueron sorprendidos por disparos, al realizar revista a un grupo de personas en actividad sospechosa. «Uno de esos disparos dió en el pecho de un agente de la Guardia Republicana».

El policía, que llevaba chaleco antibalas, fue diagnosticado luego con una contusión en la zona torácica. «El chaleco le terminó salvando la vida», dijo la fuente.

Fuentes del Ministerio del Interior, consultadas, contaron que fueron seis o siete personas las que comenzaron a correr y disparar cuando se acercaron los funcionarios.

«No se pudo detener a ninguna persona, pero si se incautaron dos armas», señalaron las fuentes.

Minutos más tarde, un hombre se acercó a la Policía y dijo que este grupo de personas tenía la intención de secuestrarlo. El hombre es testigo de un homicidio.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *