LA JURA DE LA BANDERA: ¿“UN SÍMBOLO DE ORGULLO NACIONAL” O UN “SIMPLE PAPELITO SELLADO”?

Nuestros colegas de Montevideo Portal consultaron a Pablo Caggiani y Graciela Bianchi sobre la resolución de Ades de derogar el acto del 19 de junio.

El acto de juramento de la bandera que se da en primero de liceo y la promesa que se hace en primero de escuela, se llevarán a cabo el próximo miércoles 19 de junio.

Por ley, por lo menos en una ocasión de su vida, todo ciudadano natural o legal del Uruguay está obligado a prestar juramento de fidelidad a la Bandera Nacional en un acto público y solemne.

Dicha obligación fue establecida por el artículo 28° de la ley N° 9.943, del 20 de julio de 1940, y decretos reglamentarios del 19 de diciembre de ese año y del 26 de mayo, 10 de junio y 1° de julio de 1943.

La Asociación de Docentes de Secundaria de Montevideo (ADES) señaló a través de una declaración que se trata de un acto «fascista» y con estructura militar.

La situación generó polémica y respuestas tanto a favor o en contra. En la jornada de hoy la Unión Cívica emitió un comunicado donde rechazan «diametralmente la insólita iniciativa de ese sindicato que, una vez más, demuestra su fanatismo y estolidez».

La ex secretaria del Consejo Directivo Central y actual diputada nacionalista Graciela Bianchi dijo a Montevideo Portal que la medida propuesta era «un disparate».

«Que su origen haya tenido un aspecto vinculado a la reserva no tiene nada que ver. Son cosas que se fueron incorporando a la identificación cultural del país», comentó Bianchi.

«Los padres sentimos una emoción muy grande cuando los chicos prometen o juran la bandera, que no deja de ser nuestro símbolo nacional», agregó.

La actual diputada nacionalista, que apoya la precandidatura de Luis Lacalle Pou, señaló que cuando fue prosecretaria de Secundaria le pasó «dos o tres veces» que le interpusieran el recurso de objeción de conciencia , «que es una excepción que los padres pueden interponer sobre la decisión de los menores, cuando no quieren que sus hijos tomen este tipo de juramentos».

«La gente que quiere excepcionarse puede hacerlo, hay antecedentes, aunque muy pocos», recordó Bianchi.

Además, la diputada que integra el sector Todos señaló que no le sorprende que el tema lo plantee el sindicato de Docentes de Secundaria porque «es gente que está totalmente sindicalizada y no tiene una visión democrática de lo que es el sindicalismo».

«Es un decreto de ley que fue convalidado posteriormente por gobiernos democráticos. Creo que los integrantes de Ades se tendrían que dedicar a que los chiquilines aprendieran más, en lugar de inventar cosas que lo único que hacen es generar bronca en los padres», concluyó.

Por su parte, Pablo Caggiani, consejero de Primaria en la Administración Nacional de Educación Pública, dijo a Montevideo Portal que «es necesario revisar el tema administrativo» con respecto al papel que se otorga a quienes hayan jurado la bandera.

Caggiani considera que el acto de Jura de la bandera «es parte de la necesidad que tuvo el país de conseguir una idea de identidad nacional y se exacerbó durante la época de la dictadura, en ese sentido es cierto lo que plantea Ades».

«Hay que darle el contexto de cuándo fue que surgió y las necesidades que tenía el país en ese momento. Ver si efectivamente los avances que tenemos de tecnología y de registro de identidad ameritan una revisión», agregó.

El consejero de Primaria hizo referencia a cómo los avances tecnológicos en otros trámites pueden dejar de lado el sello del papel de la Jura de la Bandera. «Hoy tenés la cédula con un chip, el pasaporte con un chip o trámites online. En 10 años sería difícil que le exijan por ejemplo a mi hijo el papel de la Jura de la bandera para ingresar a un trabajo», explicó

«Con este tipo de procedimientos administrativos en algún momento hay que tener que revisarlo. Es cuando la única forma de validar un documento es sellándolo en una oficina, eso hoy es temporáneo», añadió.

Además, Caggiani puso como ejemplo la situación de quienes viven en el interior del país y quieren trabajar en la capital. «Si hiciste el liceo en el interior, te querés presentar a un empleo público tenés que contar con ese papel o irlo a buscar a tu localidad».

«Hay que trabajar la construcción de ciudadanía y pertenencia al país, pero no me parece que eso esté necesariamente asociado a un papelito sellado en una institución educativa», concluyó

Sobre este tema planteado por Ades, Wilson Netto, presidente del Codicen, aseguró en rueda de prensa que el organismo no lo ha estudiado aún. «Es un tema que no hemos discutido, sabemos que en algunos medios se está generando algún planteo», aseguró.

«Seguramente en el día de mañana lo trataremos porque formalmente ha llegado alguna nota e inquietud sobre el tema, muy sobre la fecha y con la profundidad que requiere discutir un tema de este tipo», agregó.

Además, reconoció que están al tanto de la resolución de Ades y luego de analizarla podrán expresarse al respecto.

La falta de juramento de fidelidad a la bandera acarrea sanciones:

. No se podrán expedir títulos profesionales o técnicos sin el cumplimiento de esa obligación.

. Para la inscripción en la Universidad, tanto pública como privada, se requiere presentar el certificado de Juramento a la Bandera.

. Asimismo, ningún ciudadano será admitido a desempeñar cargos en la Administración Pública sin haber justificado el cumplimiento de la obligación de juramento de fidelidad a la bandera.

. A su vez, los institutos educativos oficiales omisos en organizar el acto de juramento pueden ser pasibles de sanciones administrativas y los privados pueden ser multados.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *