ACUSAN A LA DGI DE DESTRUIR Y TIRAR LA CARTELERÍA SINDICAL DEL GREMIO EN CONFLICTO

La decisión «violenta el derecho a manifestarse de los trabajadores en la forma que entienden necesaria en un conflicto originado por una decisión inentendible», dijo Joselo López.

La Asociación de Funcionarios de Impositiva (AFI) se mantiene en conflicto desde hace meses con las autoridades de la DGI en rechazo a una reestructura del organismo que modificó el pago de partidas salariales y las vinculó con el cumplimiento de metas de gestión.

El sindicato dice que la reestructura implica «un aumento salarial para los directores y cargos de confianza y una rebaja salarial para los funcionarios».

A esta relación de conflicto se sumó en las últimas horas un nuevo motivo de rispidez. Los agremiados descubrieron esta mañana que la cartelería sindical había sido arrancada y arrojada a las volquetas de la calle, algo que según AFI fue ordenado por las autoridades.

«Intolerancia absoluta», denunció el gremio. «La Dirección de DGI rompe y destruye cartelería sindical del interior de DGI y la que se encontraba en el exterior del recinto aun en columnas de las veredas. ¡No a la política de la imposición!», agregaron.

Joselo López, secretario general de COFE (Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado), dijo a Montevideo Portal que «sin dudas esta situación tensa la relación».

«Este tipo de actitudes de la administración no hacen más que generar que el conflicto se profundice. Evidentemente es una actitud represiva que ya habían demostrado en el desarrollo de la negociación y que ahora confirma lo que el sindicato denuncia desde hace tiempo, que hay una actitud del director de la DGI que es llamativa en un gobierno como el del Frente Amplio», agregó López.

Para el sindicalista, no solo «no ha tenido buena fe a la hora de la negociación sino que ataca y reprime a la movilización de los trabajadores, en una actitud inentendible, porque todo lo que tiene que ver con el derecho a manifestarse está consagrado no solo en la Constitución sino en la normativa vigente que hay en el país».

El tema va ser tratado hoy en el Consejo Directivo de COFE, que emitirá una declaración al respecto.

La destrucción de la cartelería «afecta la libertad de expresión, derecho fundamental de todos los ciudadanos, y violenta el derecho a manifestarse de los trabajadores en la forma que entienden necesaria en un conflicto que obedece a una situación inentendible por parte de la DGI, de sacarle a los que menos ganan para darle a los que más ganan, algo inverso a lo que ha pregonado el gobierno del Frente Amplio», concluyó.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *