SUBSECRETARIO DE SALUD PÚBLICA REITERÓ QUE NO EXISTEN TRATAMIENTOS QUE CUREN A LOS PERROS INFECTADOS CON EL PARÁSITO DE LA LEISHMANIA

Ante la situación conocida de presencia de Leishmaniasis en nuestro departamento, la sesión ordinaria de la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (COTRYBA) se realizó esta semana en la ciudad de Salto, con la presencia el Subsecretario del Ministerio de Salud Pública Dr. Jorge Quian y el Subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Dr. Alberto Castelar. Juan Pablo Cesio, director de Salud e Higiene de la Intendencia de Salto, dijo de esta manera que se siguen coordinando esfuerzos y recursos para darle combate esta enfermedad.

RESPONSABILIDAD CIUDADANA Y TENENCIA RESPONSABLE DE MASCOTAS

Finalizado el encuentro, el Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Dr. Jorge Quian, se refirió en rueda de prensa a esta zoonosis que afecta principalmente a los departamentos de Salto y Artigas, y señaló que para combatirla se requiere del esfuerzo de múltiples actores. Más allá de la responsabilidad que tienen las Intendencias de mantener la higiene ambiental, “es responsabilidad de cada uno de nosotros, como ciudadanos, protegernos para evitar las picaduras de las mosquitas y proteger el ambiente. La higiene de los hogares debe ser lo más correcta posible porque está demostrado que en lugares donde hay materias orgánicas, la mosquita que trasmite la leishmaniasis puede reproducirse y crecer. Lugares donde hay gallinas y gallineros, restos de podas y donde no está bien cuidada la higiene ambiental, favorecen su desarrollo. Los hogares tienen que estar limpios”.

Además, el Dr. Quian enfatizó que la tenencia responsable de animales es un aspecto fundamental, ya que una vez que un perro se infecta de Leishmania, no existe ningún tratamiento posible para que deje de ser portador del parásito. Los tratamientos que ofrecen algunas veterinarias solo pueden mejorar la situación clínica del animal y, como hecho secundario, esos medicamentos hacen que la Leishmania se vuelva resistente. Esto es un llamado de atención importante, porque mucha gente, por proteger a su mascota, aplica esos tratamientos, pero la Organización Panamericana de la Salud (OPS) no los recomienda. Tampoco se recomiendan las fumigaciones masivas, solo se realizarán fumigaciones puntuales en domicilios donde se ha encontrado la mosquita trasmisora.

PREVENCIÓN Y CONTROL

La Guía de Leishmaniasis Visceral editada por el Ministerio de Salud Pública informa que la Leishmaniasis Visceral es trasmitida por un insecto conocido como flebótomo, que desarrolla su ciclo de vida sobre todo en tierra húmeda y con materia orgánica. Aunque estos insectos pueden alimentarse de varios mamíferos y de aves, en nuestro país se alimentan en forma preferencial de sangre de perros.

En este sentido, la Guía establece la importancia de controlar la población canina, realizar castraciones, utilizar métodos repelentes tales como collares de deltametrina, rociado de las cuchas y telas mosquiteras, no permitir que los animales estén sueltos en la vía pública y controlar periódicamente a los perros con el veterinario. Al no existir instrumentos para evitar que los perros infectados transmitan la enfermedad a otros perros y a los humanos, la Guía establece que la conducta indicada es el sacrificio humanitario de los perros infectados. Por más información, la Guía completa se puede consultar la página web del Ministerio de Salud Pública: www.msp.gub.uy

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *