ARROJARON UNA BOMBA MOLOTOV A UNA VIVIENDA EN EL CABALLERO VIEJO

El atentado ocurrió en el barrio Caballero Viejo y se sospecha que el acto vandálico fue una represalia.

La víctima había identificado a un joven en una rapiña.

Metete pa adentro porque te meto una bala!”, dijo uno de los sujetos que arrojó piedras sobre la casa de un vecino de barrio Caballero Viejo y más tarde una bomba molotov, presuntamente como represalia porque un integrante de esa familia había identificado a un rapiñero poco tiempo atrás.
El propietario de la vivienda afectada, Néstor Martínez y su familia vivió un momento muy angustiante en la noche del lunes tras la acción vandálica de que fue objeto por parte de un grupo de jóvenes que arrojaron piedras y hasta una bomba molotov contra su domicilio provocando serios daños a la vivienda y el mal estado de salud de su hija por el intenso humo que inundó la casa.
La Policía tuvo que hacerse presente para poner fin a la situación y hasta personal de Bomberos debió acudir a la escena para apagar el fuego provocado por la bomba que arrojaron los malhechores y que en parte ya había sido apagado por el mismo Martínez y su familia. Incluso, una emergencia móvil llegó a la vivienda para atender el mal estado de salud en que quedó la hija del denunciante, tras la crisis de nervios y angustia que vivió y el intenso humo que aspiró en el lugar.
El hecho fue confirmado por las autoridades policiales, quienes señalaron que los sujetos ya estarían identificados y serían detenidos tras contar con la orden fiscal correspondiente para actuar.
Martínez, comentó que hace un tiempo atrás su señora identificó a uno de los sujetos que participó en una rapiña en un comercio del barrio y sospecha que ese fue el motivo de los vándalos para tomar una represalia contra su vivienda, arrojando piedras y una bomba molotov. Ahora, el hombre tiene miedo que la situación pueda empeorar y haya más represalias contra su familia.

El relato de Martínez fue angustiante, parte del living de su casa quedó destrozado por las llamas que se generaron tras la explosión de la bomba molotov y el miedo de la víctima era que el fuego tomara el cielo raso de la casa que es de madera y entonces las consecuencias fuera mucho peores.
“Yo estaba en mi casa como a las diez de la noche y empieza un apedreo. Entonces salgo a ver qué era y veo un muchacho que ya es conocido en la zona y que no voy a dar el nombre para no tener más represalias. Entonces le pregunto -¿por qué me tiras piedras muchacho, si yo no me meto con vos?- y él va y me dice – ¡metete pa adentro porque te meto una bala!-, y ta, fue lo que hice. Entré a mi domicilio y llamé al 911”, comenzó relatando Martínez, sobre el inicio de la escaramuza de la que fue objeto en la noche del lunes.
“Ahí, la Policía vino y empezaron los apedreos con la Policía. La Policía los corrió un poco y se fueron. Al rato, como a las doce y pico de la noche siento una explosión en la ventana del frente, me levanto a ver y me habían tiraron una bomba molotov en el living. Me quemó toda la instalación eléctrica, el sillón y toda la ropa que yo tenía ahí arriba en ese momento. Ahí, volví a llamar a la Policía y a los bomberos porque tenía miedo que el fuego me agarrara el cielo raso, que es todo de madera. Para cuando llegaron los bomberos ya habíamos apagado todo con una manguera que tengo y una frazada mojada”, explicó el vecino de barrio Caballero.

Según dijo Martínez, los sujetos que participaron de estos hechos vandálicos ya estarían identificados y “tienen como veinte denuncias” en su contra. Son muchachos del barrio La Amarilla, que se juntan en alguna esquina del barrio Caballero viejo a molestar a los vecinos.

Para la víctima, el hecho ocurrió como represalia porque su señora identificó a uno de los jóvenes de dicha barra en una rapiña. “Hace un tiempo atrás hicieron una rapiña en el almacén de acá de la esquina del barrio y mi señora lo reconoció. De ahí viene el problema con nosotros”, comentó Martínez.
“Esto no puede quedar impune, yo tengo a mi señora, mi hija y mi hijo y ahora tenemos miedo que puedan haber más represalias”, concluyó angustiado el vecino.

La información oficial, da cuenta de que unos tres o cuatro sujetos habían arrojado piedras en una finca ubicada en Enrique Amorim al 3500 próximo a la hora 23. Tras llegar los móviles policiales estos también habrían sido objeto de apedreos. Tras el patrullaje de la zona los jóvenes se dieron a la fuga y se ocultaron en un descampado. Poco después reciben un llamado por una bomba molotov que había sido arrojada sobre una finca de la zona. Los sujetos ya estarían identificados y se trabajó en el hecho a la espera de la orden del Fiscal de turno para continuar con las actuaciones.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *