CASO DE COPAMIENTO A BARBERÍA INVOLUCRA A UN JUGADOR DE LA SELECCIÓN

El dueño del negocio, que también es indagado por su posible vínculo con bandas de cajeros, debía recibir plata de un futbolista del que era socio, posible móvil del copamiento.

El copamiento al dueño de una barbería en Brazo Oriental tuvo una vuelta de tuerca que lo implica a él en actividades ilícitas y además suscitará que se investiguen las actividades de un futbolista profesional.

Ayer informábamos que la víctima del copamiento está siendo indagada por la Fiscalía, luego de que se encontraran en su casa varios elementos usados para los robos a cajeros automáticos (además de dos autos y dos matrículas denunciadas como robadas).

El día 28 de setiembre, aproximadamente a la hora 22:05, cuatro hombres armados y que ocultaban sus rostros con pasamontañas abordaron al hombre en su casa y lograron que les entregara la suma de $U 37.000 y U$S 1000. Una denuncia hecha a tiempo al 911 logró que distintos móviles policiales llegaran al lugar y rodearan la manzana.

Cuando los ladrones advirtieron la presencia de la Policía (y tras intentar escapar infructuosamente), reintegraron al dinero a su dueño, salieron de la casa intentando fingir que eran amigos del dueño pero fueron detenidos en el lugar.

Fueron imputados como autores penalmente responsables de un delito de rapiña especialmente agravado por la pluriparticipación (no por copamiento al no producirse privación de libertad) y por llevar armas consigo en grado de tentativa. Tres de ellos son delincuentes reincidentes. Tras un proceso abreviado, fueron condenados a la pena de cuatro años de penitenciaría.

Según informa hoy una nota de Eduardo Barreneche para el diario El País, el caso se volvió más complejo a raíz de las declaraciones de la víctima del copamiento. El hombre aseguró que un futbolista profesional era su socio en la barbería, lo que podría vincularse al robo sufrido.

Fuentes del caso informaron que, ante la Fiscalía, el dueño del negocio contó que había disuelto su sociedad con el futbolista (tras serios problemas personales) y que debía recibir un dinero de él, lo que podría haber sido el móvil del copamiento (es decir, que los delincuentes recibieron información de que podría tener mucho dinero en su casa). El ex socio del indagado es un integrante de la selección uruguaya de fútbol.

De acuerdo a la crónica de El País, el dueño del negocio aseguró que los miguelitos, billetes entintados y otros elementos incautados los adquirió en una feria. A raíz de estas declaraciones, la Fiscalía solicitó una investigación sobre las actividades del comerciante y su socio futbolista. También se cotejarán muestras de ADN del indagado con las halladas en los elementos para detonar cajeros automáticos.

Consultado al respecto de este caso, el abogado Jorge Barrera dijo no haber sido contactado por ningún futbolista para que lo represente ni estar al tanto del caso.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *