AMODIO SOSPECHA QUE ASALTO A REMESA SE VINCULA A TUPAMAROS, TRAS CONOCERSE IDENTIDAD DE DETENIDO

El ex tupamaro señaló que hay «demasiados elementos en común» en el asalto frente al Legislativo y el modus operandi de los tupamaros. Amodio Pérez fue compañero de celda del padre del único detenido por el robo a la remesa.

El único detenido y condenado por el violento asalto al banco Itaú frente al Legislativo, Matías Aiello Cabillón, es hijo del ex tupamaro Jorge Alberto Aiello, detenido en dictadura y luego amnistiado. Aiello fue uno de los presos que protagonizaron la fuga de Punta Carretas en 1971.

Jorge Aiello, además, fue compañero de celda del también ex tupamaro Héctor Amodio Pérez, que tras conocer los detalles de la detención de Matías Aiello realizó algunos comentarios vinculando el asalto con el modus operandi del grupo guerrillero.

Matís Aiello fue herido en el asalto y recibió asistencia médica sin que esta fuera notificada a las autoridades, como dispone la normativa vigente, algo que investiga la Policía.

En su perfil de Facebook, Amodio Pérez dijo que hasta ahora se había negado a «aceptar que los asaltos pudieran tener connotaciones políticas». «Con la detención de Aiello, la falta de datos acerca de los otros integrantes y el hecho de que un médico lo haya atendido ‘clandestinamente’, me hace sospechar. Todo se parece mucho al accionar del MLN, servicio de sanidad incluido. Será fundamental conocer la identidad del médico y las razones de por qué no comunicó su actuación. Si llega a decir que lo presionaron… ¡pleno al 15. Era la coartada de los médicos de aquellos años», dijo el ex tupamaro.

En diálogo con Carve, Amodio Pérez aseguró que lo suyo es una sospecha porque «hay demasiados elementos en común». «Se dice que hay nueve identificados en el asalto. Si aparecen tres o cuatro de gente vinculada a los viejos movimientos clandestinos, entonces más que sospecharía», agregó.

En cuanto a su alusión sobre los médicos, aclaró que «era la coartada que usaban aquellos que actuaban en la legalidad y que (cuando atendían a tupamaros heridos) se decían presionados por varias personas, aclarando que lo habían obligado y amenazado para no denunciar».

«Tengo gente que me insiste que puede haber alguna clase de vinculación política. El MLN luego de la dictadura intentó reorganizarse y ¿por qué no puede pensarlo ahora? Desquiciados ya tuvimos otros hace 50 años, ¿por qué no puede repetirse ahora?», aclaró Amodio.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *