VÁZQUEZ RECONOCIÓ QUE LO DECEPCIONÓ SENDIC PERO LO SIGUE ACOMPAÑANDO «COMO PERSONA»

El presidente dijo además que el incremento en los homicidios «duele» pero «no es estadísticamente significativo, porque sigue habiendo países que están mucho peor».

El presidente Tabaré Vázquez concedió una extensa entrevista al periodista César Bianchi para el primer número de la edición de la revista Noticias Uruguay. En la nota, habló sobre Raúl Sendic, el ADN de la educación, la delincuencia, la cadena de Fernando Vilar, entre otros temas.

Para Vázquez, el principal logro de su segundo período como presidente es el plan estratégico de infraestructura con un costo de 12.500 millones de dólares, mediante la ley de planificación de participación público privada. Menciona también el nivel de exportaciones, el grado de inversión en el país, el cambio en el código de proceso penal y el Servicio Nacional de Cuidados.

Aseguró que «se está cambiando el ADN de la educación», y puso como ejemplo las mejoras en construcción edilicia, la baja tasa de repetición, el aumento de porcentaje en la concurrencia a clases y los planes de escuela que están logrando que los niños «hablen inglés perfectamente».

Con respecto a las observaciones de la Junta de Transparencia y Ética Pública sobre los posibles casos de nepotismo que él mismo protagonizó (su consuegro como chofer, su hermano como viceministro del interior), consideró que en el primer caso «no tiene ni un cuarto ni quinto grado de consanguinidad», pero igual optó por acatar a la Jutep. «Respecto a mi hermano, la ley dice que cuando hay un segundo grado de consanguinidad no pueden trabajar en la misma oficina o edificio. Y no es el caso», dijo. Agregó que también tiene un sobrino en el equipo médico de Presidencia que llegó en pase en comisión, porque es especialista en reanimación cardiovascular y está a cargo de su salud en ese aspecto.

«¿Lo decepcionó Sendic?», le pregunta Bianchi, cambiando el tema. «En esos aspectos -donde se demostró que cometió errores- sí. Pero lo sigo acompañando como compañero y como persona», respondió.

Aseguró que la información de los medios sobre faltas éticas o irregularidades lo llevó a ver una «realidad que desconocía».

Criminalidad

Sobre las declaraciones del jefe de Policía Mario Layera, que advirtió que Uruguay puede acabar como El Salvador o Guatemala en materia de seguridad, dijo que en algunos aspectos concuerda con lo dicho. «Con otros, no lo estoy. Por ejemplo, no nos podemos comparar, ni por lejos, con El Salvador y Guatemala», comentó.

Con respecto al aumento de homicidios en el país, señaló que «hay un incremento que duele y hay que combatirlo pero no es estadísticamente significativo, porque sigue habiendo países que están mucho peor».

Comentó que los especialistas de Rudolph Giuloani que trajo Edgardo Novick estuvieron en Policía Científica y «se fueron asombrados por los avances de Uruguay», con un «equipamiento de primer mundo».

Además, descartó cambiar al ministro Eduardo Bonomi. «Creo que la inseguridad realmente existente, la real -no la amplificación morbosa y mezquina que hacen algunos actores políticos- si se resolviera con más policía y cambiando el ministro ya estaría resuelta. Pero no, no es así», dijo.

Cadena

El presidente se refirió a la cadena polémica encabezada por el periodista Fernando Vilar. Dijo que lo eligió porque quería que el gobierno «diera un mensaje profesional». «Los autoconvocados habían tenido un profesional de la comunicación para leer su proclama. Yo pensé lo mismo. Dentro de los profesionales de la comunicación, me pareció que el señor Vilar tenía las condiciones como para hacer la presentación. Ya la hizo. No le pagamos», señaló.

Preguntado sobre las contradicciones en este punto (Vilar dijo que cobró), respondió: «El gobierno no le pagó, yo no le pagué y no conozco a nadie que le haya pagado. Pregúnteselo a él. El gobierno no lo hizo, el Estado no lo hizo».

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *