FISCALÍA Y POLICÍA CRUZAN ACUSACIONES EN INVESTIGACIÓN SOBRE EL KIKI Y SU CUÑADA

La Fiscal Diana Salvo y la policía cruzan acusaciones ante fallas en la investigación del Kiki y de la hermana de Alison Pachón, investigada por cómplice. La mujer iba a ser interrogada un día antes del asesinato de Florencia Cabrera.

Luego que se conociera que la hermana de Alison Pachón -asesinada por el Kiki el 9 de diciembre- estaba siendo investigada por cómplice, la policía y la fiscal cruzan acusaciones sobre por qué no fueron detenidos, antes de que el Kiki asesinara a la cajera del supermercado Vero, el 17 de febrero.

Según informó el diario El Observador, la hermana de la víctima fue detenida el mismo día del asesinato con un arma vinculada al crimen y puesta en libertad, aunque la policía estaba tras sus pasos por considerarla cómplice del asesinato y principal soporte para mantener al Kiki prófugo.

Por eso, pidieron a la fiscalía interceptar el teléfono de la hermana de Alison y así poder detener al asesino. Sin embargo, mientras que la policía asegura que el pedido no se hizo la fiscal dice que se otorgó pero que las escuchas no dieron resultados porque la mayoría de las comunicaciones entre el Kiki y su cuñada se hacían por Whats App.

Otro punto de desencuentro entre la policía y la fiscal es un pedido de allanamiento realizado por la policía durante el feriado de carnaval. Salvo dijo que no accedió al pedido porque no estaba de turno y que si el allanamiento era urgente debieron pedirlo a la fiscal de turno.

Pasado el feriado de carnaval, Salvo realizó el pedido pero no lo hizo con carácter urgente porque no le advirtieron “Yo no estaba de turno, y si la Policía estaba apurada podía pedir el allanamiento al fiscal de turno. Luego, cuando me reintegré el miércoles, lo pedí sin urgencia porque tampoco me dijeron que la solicitud era urgente, y yo sabía que estos pedidos tardan, por lo menos, un día entero”, dijo a El Observador.

La orden de allanamiento llegó el 15 de febrero, dos días antes del asesinato de Florencia Cabrera, pero el Kiki ya se había ido.

La información coincide con lo difundido la semana pasada por la Suprema Corte de Justicia, que reveló los pedidos de allanamiento realizados desde la fiscalía, siendo el último del 14 de febrero sin carácter urgente.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *