MUJICA RECONOCIÓ PROBLEMAS EN SECTORES DEL AGRO, PERO SEÑALÓ QUE “LA ARU Y LA FEDERACIÓN RURAL SIEMPRE TIENEN QUEJAS”

Aseguró que en el sector conviven “muchas situaciones distintas”, y que hay que prestar atención a “los escalones bajos de la clase media rural”.

«El sector agropecuario es global, pero allí hay muchos sectores por las ramas que ocupan y muchas situaciones que son distintas, y naturalmente tiene gran importancia porque es un país agroexportador y hay que atenderlo. Pero no se puede hacer magia, pero seguramente que la gente que este en una coyuntura difícil hay que intentar ayudarla», manifestó Mujica en una entrevista publicada este martes por el matutino La República.

«No es lo mismo un agricultor arrendatario que un ganadero extensivo que es propietario del campo, ya que tiene espaldas totalmente distintas. El agricultor está sometido al precio de su cosecha y se juega en cada cosecha su porvenir, y si le va bien es mucha plata que le entra junta, pero es mucho riesgo. El otro tiene una capacidad de resistencia, como dijo Jorge Batlle hace años ‘la vaca a lo largo gana’, no gana en rentabilidad sino en estabilidad de largo plazo», detalló el ex mandatario, refiriéndose a la situación del sector agropecuario, cuyos reclamos han estado sobre la mesa en el arranque de este año.

«Si son tamberos, tuvieron una crisis de precio internacional de casi tres años. Hoy mejoró sustantivamente, pero cargan con una deuda, a la que tiene que hacer frente. Por eso nada de solución global, hay que mirar sector por sector, y su situación frente a la propiedad. Estoy seguro de que Vázquez está preocupado y los va a atender», manifestó el senador oficialista.

«En el caso concreto de la lechería hay un proyecto, que a pedido de las gremiales, se va a modificar sustantivamente para que incluya todo el sector y estoy seguro que estará aprobado como máximo el 15 de febrero porque hay acuerdo. Eso mitiga un sector, pero están los demás que lo tiene que ver el gobierno».

Posteriormente, Mujica se refirió al papel de las gremiales agropecuarias, instituciones de larga data en nuestro país. «Lo que pasa es que la ARU y la Federación Rural tiene un discurso tradicional e histórico, tal vez por aquello de que ‘el que no llora no mama’, en el que siempre tienen quejas. Abren el paraguas. Y puede ser que a la opinión pública ese discurso monocorde a lo largo de los años les haga pensar que cuando las cosas aprietan no es cierto aquello del pastor mentiroso. Pero lo cierto es que hay que reconocer que hay problemas, sobre todo en los escalones bajos de la clase media rural. Hay que ayudar», dijo.

«Han recibido ayuda sí, pero es muchísimo lo que aporta ese sector», detalló el senador. «Es decisivo para nuestras exportaciones. Esos autitos, esos celulares que vienen del exterior ¿con qué lo pagamos? con kilos de carne», subrayó.

Asimismo, co0nsideró que el uso del vocablo «campo» para englobar una actividad o una problemática es ‘mentirosa’ ya que engloba a los terratenientes que viven en Montevideo y también «está la clase media, rompiendo los terrones, y está la peonada, que son masivas y de la cual no tenemos que olvidarnos. Todo eso compone y hay contradicciones, y la gente cuando está caliente y preocupada dice disparates. Tenemos que mantener una gran cierta comprensión», acotó.

Cambio en la cartera

En cuanto a los efectos que el cambio del titular en el MGAP pudiera tener en la relación entre el gobierno y el sector agropecuario, Mujica recordó que «la manija la tiene el presidente y lo va a decidir él. Pero me juego la cabeza de que Vázquez está preocupado y que va a atender el tema».

«¿Sabe por qué fui a buscar a Aguerre para que fuera ministro? Porque era arrocero, conocía el problema del agua y porque no quería darles un susto a los productores agropecuarios grandes, que no me votan y me tiene bronca, pero son útiles para que el país marche y les puse un ministro parecido a ellos, para que no se sintieran ofendidos, para que los entendiera en su lenguaje y todo», relató al citado medio.

«Al país le fue bien y él aguantó lo que pudo, y muchos que estaban al lado mío no lo entendían, porque querían uno más radical, y pienso que el radicalismo está en que se produzcan recursos para repartir porque si no hay recursos no hay para repartir. Hay que cuidarlos porque esa es parte del ingreso del país y mancarse algún disparate que dicen algunos, pero tampoco vender humo», consideró.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *