PÉRDIDAS TOTALES A CAUSA DE UN INCENDIO

Eran las 10 y 30 de una mañana soleada. Pero en la calle Andrés Latorre entre Ituzaingó y Yatay el calor se hacía sentir un poquito más, sobre todo en las casas linderas al ramal del arroyo Ceibal que cruza por la zona en la que existe un pequeño puente, casi tapado por la maleza crecida en abundancia en el lugar.
A esa hora, la familia Falcón que estaba en su hogar, sufre el estallido de un artefacto y enseguida pasó lo peor, el fuego comenzó a propagarse rápidamente por toda la casa precaria y las llamas voraces consumieron toda la finca.
La misma estaba habitada por la familia de Soraya Falcón, quien si bien es salteña estuvo muchos años radicadas en Montevideo y hace tres que está en Salto. En el momento del incendio se encontraban sus padres, una hermana suya de 49 años de edad y su hijo de 5 años.

Anoche, entre el húmedo calor, se encontraba sola en la casa cuidando las pocas cosas que tenían e iluminándose con una linterna y contó  la lamentable situación por la que estaban atravesando, ya que tuvieron pérdidas totales, pero destacó la respuesta institucional, donde según dijo, las autoridades se comprometieron a ayudarla lo más rápido posible y la actitud de los vecinos que no dudaron en ayudarlos.
TRISTE
“Cuando ocurrió el incendio sobre las diez y media de la mañana más o menos, estaba mi madre de 76 años de edad, mi hermana de 49 y mi hijo de 5 años, gracias a Dios todos ellos están ilesos, aunque se perdió todo lo material que había. Pero la vida que es lo más importante están todos bien”, contó  Soraya Falcón.
Dijo que si bien no están claras las causas que dieron origen al siniestro, dijo que explotó el televisor y luego todo empezó a ser fuego. “Por suerte mis familiares tuvieron la lucidez de salir por la puerta del fondo de la casa y por eso no sufrieron daños de ninguna índole”, exclamó.
Señaló que además “por suerte por esa misma puerta del fondo pudimos sacar las tres garrafas que estaban ahí totalmente cargadas. Después durante toda la tarde los vecinos nos ayudaron y estuvieron junto a nosotros”.
Comentó que en horas de la tarde de ayer concurrió hasta la sede de Bomberos para ver qué era lo que había pasado aunque todavía no tenían ninguna causa. Además fue hasta el Comité de Emergencia y hasta el departamento de Desarrollo Social de la comuna con el fin de buscar apoyo a su situación.
Dijo que desde la Intendencia se comprometieron a enviarle un constructor y una asistente social para hacer un relevamiento de la angustiante situación por la que atraviesa, pero señala desconfiada, “me dijeron que pueden demorar, espero que no porque la situación en la que estamos es bastante penosa, ya era difícil antes y ahora que estamos con más problemas es peor”.
Aclaró que su familia se encuentra distribuida en casas de familiares que los acogieron inmediatamente una vez que ocurrió el siniestro. Y añadió que ella decidió quedarse en la casa con el fin de cuidar el lugar y de tener cerca algunos de los pocos objetos personales que pudo salvar.
“Tenemos un galpón acá en el fondo al que mañana vamos a limpiar con los vecinos para ver si podemos provisoriamente ocuparlo hasta que nos llegue la ayuda de la Intendencia”, declaró.
Soraya y su familia vivían en una vivienda económica que incluso está en una zona inundable por lo cual han tenido que salir del hogar en forma reiterada. Dijo que por esa calle, que es de tierra y que presenta un deterioro brutal además de malezas a los costados, cuando llueve fuerte se forman tremendas enchorradas.
AYUDA
“La última vez que hubo enchorradas entraron 30 centímetros de altura de agua en toda la casa. Hace más de 20 años que vivimos acá, es el único lugar que tenemos para estar, así que el tema no es mudarnos sino que este lugar sea mejorado, fíjese que hasta hace poco ni el recolector de basura pasaba, uno tenía que ir hasta Yatay u otras esquinas a sacar la basura y si los perros desparramaban había que ir hasta allí a limpiar”, dijo Falcón. Dijo que cuando era chica recuerda que había más agua en el arroyo y eso permitía que la corriente se llevara consigo lo que había. Pero destacó que ahora hay menos agua “y hay mucha suciedad que estanca el agua, lo que deriva en que haya basurales. Por lo que esperamos que desde la Intendencia también se acuerden de esta zona porque hemos ido mejorando los servicios de a poco”.
Quienes deseen colaborar con Soraya Falcón y su familia podrán conectarse con ellos a través del número de teléfono 099 145 536 o en la red Facebook con su nombre. Así como también en calle Andrés Latorre entre Yatay e Ituzaingó.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *