Mujer procesada por caso de la jeringa quería “robar el vuelto de 2.000 pesos”

Pincha y no corta

La mujer declaró que quiso “hacer presión” y amenazar a la madre de la niña para que le diera la plata que tenía encima.

El juez Eduardo Pereyra procesó este fin de semana con prisión a la mujer acusada por amenazar a una niña de tres años con una jeringa.

El hecho ocurrió en la zona de Villa Muñoz, cuando una mujer paseaba con sus dos hijas, de ocho y tres años de edad. La denunciada se acercó a las tres en plena calle, tomó por el cuello a la niña menor y tras amenazar con pincharla con una jeringa le exigió a la madre que le diera todo lo que llevaba consigo.

La madre se negó, empezó a gritar, lass dos mujeres comenzaron a forcejear y poco después llegó el padre de la niña, que persiguió a la indagada y la redujo reteniéndola en el suelo hasta que llegó la policía. La mujer tenía, además de la jeringa, dos celulares y dos recipientes con líquido transparente, supuestamente agua con un tranquilizante diluido.

La acusada aseguró ante la Justicia que había visto cómo a la señora le daban cambio de dos mil pesos y que quiso “hacer presión”, amenazarla para que le diera la plata. “Ella cruzó la calle y yo crucé medio lejos, caminé atrás de ella y quise acercarme a la cartera. Quise agarrar a una de las nenas pero no llegué”, dijo en primera instancia.

La pericia psiquiátrica arrojó que la mujer era consciente de sus actos y no tenía ninguna “enfermedad alienante”. La niña, mientras tanto, presentaba algunas excoriaciones alargadas en el cuello pero ninguna otra evidencia de trauma físico.

La Justicia consideró que en base a lo analizado el delito se encuadra perfectamente como rapiña, agravada por el uso de arma. El juez Eduardo Pereyra procesó con prisión a la mujer por un delito de rapiña en grado de tentativa.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *