Ministerio del Interior denunció penalmente a la cuenta Chorros UY

Denuncias Uy

El Ministerio del Interior denunció penalmente a la cuenta Chorros Uy, al entender que infunde temor en la población y puede tener un fin desestabilizador.

Chorros Uy es una cuenta en redes sociales (Facebook y Twitter) que difunde hechos delictivos con colaboración de los aportes de la población. “Es el producto de la impotencia que muchos ciudadanos sentimos en relación a la inseguridad de todos los días. Cuantos más seamos aportando información más eficaz va a ser la herramienta. Es bien sencillo, tuiteá a @chorros_uy cuando seas víctima, testigo o sepas de un delito. Tratá de aportar la mayor cantidad de datos. ¡A la delincuencia le ganamos entre todos!”, indica la descripción del sitio.

La difusión de dos videos que muestran peleas de reclusos del Comcar con cortes carcelarios, en octubre, motivó que la cuenta fuera denunciada penalmente por el Ministerio del Interior, según informó esta mañana el semanario Búsqueda.

“La conducta desplegada por los responsables de la cuenta solo puede tener el móvil de infundir temor en la ciudadanía respecto de la población carcelaria y exponer al menosprecio público a la autoridad policial”, dice la denuncia en una parte, según el documento al que accedió el semanario.

La difusión de estos videos configura una grave alarma pública, cree el Ministerio del Interior, ya que las filmaciones podrían ser usadas “con fines espurios”.

Las opiniones de los usuarios de la página “dejan de manifiesto un desprecio exacerbado hacia las personas privadas de libertad”, algo que es perjudicial “para la convivencia en una sociedad democrática y la paz social”.

Además, el Ministerio del Interior pone en duda la veracidad de los videos y pone de manifiesto la posibilidad de que las peleas hayan sido “actuadas” con la finalidad de entregarlas a esta cuenta. Esto fue argumentado tras haberse estudiado a los internos que aparecen en las filmaciones y los perfiles de Chorros Uy, lo que hizo que se “cuestione la relación entre los presos y los responsables de la cuenta”, indica el semanario.

“Se evidencia la intervención de personas no pertenecientes al Instituto Nacional de Rehabilitación, que con la anuencia de las personas privadas de libertad son provistos de ese material”, dice la denuncia del Ministerio del Interior. Además, la cartera asegura que intentó contactarse con los dueños de Chorros Uy cuando comenzó a operar, a fin de “facilitar asistencia” cuando se denunciaban ilícitos, pero hubo resistencia a generar un encuentro o contacto.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *