Una fiesta que termino mal

En calle Blanes casi avenida Barbieri se realizó una celebración que duro varias horas donde actuaron artistas y se disfrutó de varias atracciones incluyendo juegos inflables.
La fiesta termino de mala manera por algunos revoltosos que pertenecerían a dos barras que se enfrentaron entre si sin pensar en las familias que ahí se encontraban disfrutando de la celebración.
En el tumulto un celular marca Samsung Galaxy Core de color negro fue hurtado mientras su dueño miraba sin dar crédito la agresividad con que se trataban estos revoltosos.

Agresividad tal que no eran solo golpes de puño sino que se tiraban con botellas, sillas y lo que hubiere a su alcance.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *