Colonizando la historia

Peñarol 1 – Plaza Colonia 2 – – Clausura – Fecha: 14

Plaza Colonia se coronó campeón del Clausura por anticipado tras vencer a Peñarol 2-1 en el estadio Campeón del Siglo. Milesi adelantó a los colonienses, Murillo igualó para los carboneros y Villoldo de penal selló a los 79’ la histórica victoria del equipo dirigido por Eduardo Espinel.

 

Sin título

Plaza Colonia le dio un golpe a la historia y a los pronósticos. Contra todos los que auguraban que se caería sobre el final del torneo, se mantuvo durante casi todo el Clausura como líder y ratificó su pasta ante Peñarol, el único rival que mantenía posibilidades de robarle el sueño.

El encuentro comenzó de forma inmejorable para los colonienses. Villoldo habilitó en profundidad a Furia en el área, Guruceaga salió lejos y mal, y el 7 patablanca jugó el balón atrás para la entrada solitaria de Milesi, quien definió a gusto para abrir el score antes de los dos minutos.

Peñarol manejó bien la pelota en ofensiva, la hizo circular con criterio y tuvo a Forlán muy activo, pero le costó entrar al área y casi no remató al arco. Del otro lado sufrió con la velocidad de Dibble, que tuvo a maltraer a la defensa bien acompañado por la corpulencia de Rivero.

En uno de los pocos disparos a distancia del local, llegó el 1-1 a los 27’; Aguiar tiró, la pelota rebotó en dos jugadores de Plaza Colonia y apareció Murillo. En posición adelantada no advertida por Marcelo de León, el colombiano fusiló a Dawson con un notable remate.

Peñarol apeló a la pierna fuerte y por momentos contó con la complicidad del árbitro Leodán González para cortar el juego con infracciones. La más clara fue de Valdez a los 64’ contra Dibble al borde del área cuando el delantero estaba bien posicionado para seguir.

Da Silva movió fichas y el equipo levantó. Ifrán sustituyó a Murillo y casi enseguida avisó con un cabezazo apenas desviado, y Hernán Novick entró por Maxi Rodríguez y de inmediato apiló hombres y dejó a Forlán de cara al gol, pero Dawson le tapó el zurdazo al 10.

Peñarol fue al frente y dejó espacios atrás, y Plaza Colonia esperó firme atrás, agazapado para dar el zarpazo; Redín, que entró desde el banco, se metió en el área por izquierda en un contragolpe, Hernán Novick lo bajó y el juez pitó penal. Villoldo lo capitalizó y puso el 1-2 a los 79’.

El equipo aurinegro aumentó su presión y no paró de atacar, pero se encontró con una retaguardia que defendió a muerte el sueño de un plantel que ni en sus mejores sueños pensaba volar tan alto. El elenco de Eduardo Espinel sostuvo el 1-2 y dio la vuelta olímpica en el mismísimo Estadio Campeón del Siglo.

Sin título1

 

Powered by Facebook Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *