Pronostican más lluvias; hay 20.000 evacuados

Las inundaciones en el litoral

El Poder Ejecutivo tratará de paliar los destrozos por las inundaciones en el interior del país con $ 275 millones, US$ 9,1 millones, que serán distribuidos según la necesidad de cada departamento afectado.

En principio, el dinero se desembolsará en Artigas, Rivera, Salto y Paysandú, según confirmó ayer por la tarde la Comisión Sectorial de Descentralización que está integrada por el director del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) y prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), los ministerios de Desarrollo Social, Vivienda, Ganadería, Transporte, y Economía, además de los intendentes de los departamentos implicados en las inundaciones.

 

«La realidad es muy compleja, sobre todo porque en algunos lugares sigue lloviendo», indicó ayer por la tarde el director de la OPP, Álvaro García. Los intendentes de los departamentos de Salto, Paysandú, Artigas y Rivera también fueron en el mismo sentido. En caso de que las lluvias se mantengan, el número de evacuados seguirá subiendo y tendrán que evaluar la reasignación de más fondos económicos.

El dinero provendrá de diferentes reparticiones del Estado, en coordinación con la OPP. El Ministerio de Vivienda destinará $ 3,5 millones para cada departamento afectado. Según aseguró García, «la plata será usada inmediatamente, a medida que las familias vayan volviendo a sus casas, se van a ir refaccionando los lugares que se necesiten haciendo uso de este fondo».

Por su parte, el Ministerio de Economía liberará un fondo de $ 50 millones que ya está siendo utilizado en los departamentos afectados por las inundaciones.

En tanto, la OPP hizo planteamientos para la asignación de las partidas económicas: primero, que se puedan usar los dineros del Fondo de Desarrollo del Interior, que usualmente cada comuna los solicita para obras de infraestructura. En segundo lugar, «otro de los programas que tiene la OPP, que es el de desarrollo de gobiernos subnacionales, cuenta con $ 45 millones, que también serán usados para esta ocasión», explicó García.

El dinero restante saldrá de microcréditos que otorgará el Banco República para los pequeños productores y comerciantes «que han perdido todo», explicó a El País el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri.

Desconforme.

El diputado del Partido Nacional por Artigas, Mario Ayala, mostró su disconformidad con la partida económica que brindará el gobierno para apoyar a los departamentos más afectados. Ayala acompañó al intendente de su departamento, Pablo Caram, a la reunión que mantuvo en la tarde de ayer con parte del gabinete ministerial, la OPP y otros intendentes.

A la salida del encuentro, el legislador aseguró que «estos recursos son absolutamente insuficientes» para atender a toda la población. Ayala señaló que van a «trabajar y redoblar esfuerzos para ver si se puede convencer y concientizar de la realidad de emergencia que vive Artigas».

El diputado también indicó que solo su departamento necesitará una suma de US$ 25 millones «para atender esta situación de emergencia, mientras que el gobierno plantea un monto cercano a los US$ 9 millones, bastante lejos para las necesidades de las cuatro intendencias».

Río Uruguay no baja.

De acuerdo al último relevamiento, hay 19.918 personas desplazadas de sus hogares: 2.199 evacuadas y 17.179 que se fueron por sus propios medios. El río Uruguay en Bella Unión, Salto y Paysandú sigue por encima de la cota de seguridad. De las 2.199 personas evacuadas, 1.319 se encuentran en Artigas, 346 en Paysandú, 19 en Río Negro y 515 en Salto. Según información del Sinae, ya regresaron a sus viviendas las personas que estaban desplazadas en Rivera y Florida.

Ministro de Salud visitó a los desplazados.

Ayer por la tarde el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, se trasladó al departamento de Salto y visitó a los inundados que se encuentran alojados en el Gimnasio Arnoldo Bernasconi, en compañía de las autoridades de ASSE.

El secretario de Estado catalogó a la situación como «compleja», más allá de la experiencia que muchas de las familias desplazadas tienen en este tipo de desbordes del río, «pero la magnitud y la extensión de ésta de alguna manera es algo muy especial», acotó.

En cuanto al trabajo que viene realizando el Ministerio de Salud Pública con apoyo de instituciones privadas desde el punto de vista sanitario, el ministro señaló que no sólo se refiere a la situación actual, «sino al día después», y anunció que se pondrá énfasis en el tema epidemiológico por las posibles infecciones que puedan tener repercusiones en la sociedad.

Basso indicó que la buena noticia sobre esta adversidad que está afectando a miles de uruguayos es que desde el punto de vista sanitario no existen problemas, a la vez que insistió en la necesidad de tomar todos los recaudos después de la bajante en cuanto a la desinfección. «Van a quedar situaciones que durante un tiempo importante pueden generar problemas sanitarios, no hay que bajar la guardia», remarcó el ministro. (Producción: Luis Pérez/Salto)

Powered by Facebook Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *