Los sindicatos docentes paran en rechazo al desalojo del Codicen: denunciarán operativo policial ante la Justicia

Los sindicatos de la enseñanza se solidarizaron este miércoles con ADES Montevideo que decretó un paro de 24 horas “en repudio al salvaje operativo de represión perpetrado por efectivos del Ministerio del Interior contra los estudiantes que se encontraban ocupando la sede del Codicen”, afirma el sindicato.

Pasadas las 21 horas del martes y después que las negociaciones no encontraran una salida al tema, se ordenó a la Guardia Republicana a desalojar el edificio en Avenida del Libertador y Colonia. El operativo se realizó avanzando por la puerta principal en principio, mientras un Grupo de la Reserva Táctica lo hizo por una puerta lateral.

El Ministerio del Interior reconoció luego en un comunicado que “el ingreso se produjo sin encontrar resistencia alguna por parte de los ocupantes quienes se dispersaron rápidamente y sin mayores inconvenientes, abandonando el edificio, en una especie de auto evacuación”.

Afirma la versión oficial que los incidentes se desataron luego sobre avenida del Libertador, donde los policías fueron atacados, concluyendo los incidentes con 7 uniformados y 5 particulares lesionados, y 12 detenidos todos mayores de edad, entre ellos el dirigente de ADES Emiliano Mandacen.

Poco después ADES Montevideo emitió un comunicado donde cuestionó que “en el día del maestro, el gobierno nacional hace ostentacion de su aparato represivo para apalear docentes y estudiantes, en reclamo de un presupuesto digno para la educación de los hijos de los trabajadores. ¿Será este el nuevo ADN que las autoridades pretenden implementar los próximos años?”, se preguntaba en el documento.

ADES Montevideo denuncia además “una escalada represiva de tinte fascista contra la clase trabajadora organizada en defensa de sus derechos. Este hecho se inscribe en una lista de hechos lamentables que comenzó con la desacreditación del trabajo docente por parte de todo el sistema político”, exigiendo que “se inicie de inmediato una investigación que identifique a los responsables del operativo y que sean sometidos a la Justicia”. Apunta también al Ministerio del Interior “que hizo uso de la fuerza sin autorización judicial, sea tan cobarde de emitir un comunicado en el que pretende falsar la realidad”.

La versión del Ministerio de Interior

Por su parte el Ministerio del Interior emitió un comunicado que dice textualmente:

“En la noche del martes 22 de setiembre, se llevó a cabo la desocupación del edificio donde funcionan varias oficinas (incluidas las del CODICEN) por parte de la Policía, dando cumplimiento a la resolución del Ministerio de Trabajo. Dicha resolución se fundó en el pedido realizado por los organismos públicos que funcionan en dicho edificio, los que vieron impedido su normal funcionamiento a causa de la ocupación producida (entre ellos, oficinas del Ministerio de Economía y Finanzas que no pudieron liquidar partidas para intendencias del interior destinadas al pago de sueldos).

Luego de intensas negociaciones -que no arrojaron resultados- y ante la negativa a desocupar el local por parte de los estudiantes que habían tomado las instalaciones, las fuerzas policiales irrumpieron en el recinto con un Grupo de la Reserva Táctica (GRT), que ingresó por una tercera puerta de acceso ubicada en los estacionamientos. El ingreso se produjo sin encontrar resistencia alguna por parte de los ocupantes quienes se dispersaron rápidamente y sin mayores inconvenientes, abandonando el edificio, en una especie de auto evacuación.

Por su parte -y desde el exterior sobre Avda. Libertador- efectivos de la Guardia Republicana que realizaban tareas de contención, fueron atacados por manifestantes miembros del sindicato del SUATT y Plenaria, Memoria y Justicia, que intentaron ingresar al recinto.

El edificio fue absolutamente desocupado de forma espontánea por sus ocupantes ante la presencia policial, la oposición y los enfrentamientos se produjeron sobre Avda. Libertador, donde los manifestantes la emprendieron contra las fuerzas policiales con piedras, fierros y todo tipo de objeto contundente.

Los enfrentamientos arrojaron un saldo primario de 7 policías lesionados -que fueron derivados al Hospital Policial por la entidad de sus lesiones- al tiempo que están siendo evaluados otra veintena de policías con heridas leves.

Asimismo, a la Seccional 3ª fueron derivados 5 particulares con lesiones, los que fueron sometidos a reconocimiento forense. En total fueron 12 los detenidos a raíz de los incidentes (11 hombres y 1 mujer), todos mayores de edad.

Sobre estas horas (0:17 del miércoles 23/09), Policía Científica realiza un relevamiento fotográfico del edificio, a efectos de constatar el estado de conservación del mismo para su posterior entrega a las autoridades. De dicho relevamiento pudo comprobarse, en primera instancia, el uso de las mangueras de incendio como elemento de sujeción de las puertas de las oficinas, así como también la presencia de materiales de construcción (arena, pedregullo y portland), presumiblemente a ser utilizados para reforzar las puertas interiores.

Finalmente, el edificio fue desalojado con los lamentables resultados reseñados y se mantiene con una guardia policial permanente”.

Powered by Facebook Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *